Subscribe Us

NATURALEZA. Parque Natural del Ponga (Asturias)


En el suroriente de Asturias, lindando con Picos de Europa, se encuentra este hermoso enclave natural de 205km cuadrados declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera en 2018. Naturaleza exuberante, grandes desniveles, praderas e imponentes montañas calizas, son lo primero que se encuentra el visitante. 


Sus habitantes, acostumbrados a un cierto aislamiento geográfico, tienen que lidiar con un clima duro en invierno, pero templado y agradable desde primavera hasta el otoño. La economía de Ponga se basa fundamentalmente en la ganadería y de momento, en menor medida, en el turismo.

La particular orografía del Parque Natural de Ponga obliga a salvar ríos, elevados desniveles, angostos valles… Valga un dato; casi el 40% del parque se encuentra a una altura de entre 800 y 1200 metros sobre el nivel del mar mientras que el desnivel total del parque oscila entre los 300 metros, del punto más bajo, hasta los 2100 metros, del pico de Peña Ten, que tiene la cota más alta. Le siguen el Tiatordos, a 1951 metros, y el Campigüeños, a 1838 metros, entre otros. Ponga cuenta con muchos arroyos y riachuelos que acaban en su mayoría desembocando en los dos grandes ríos del parque; el Sella y el Ponga, que da nombre al parque y al concejo.

Peña Ten y Pileñes desde el Bosque de Peloño.

Se trata de un lugar con mucha historia; es bien conocida la presencia de culturas celtas en Ponga. La toponimia del lugar da constancia de ello. El nombre de su capital, San Juan de Beleño, proviene de “Belenus” dios celta de la luz, el sol y el fuego, que derivó posteriormente en Beleño. Taranes, una hermosa aldea enclavada en el parque, también deriva de “Taranis“, dios celta del trueno.

Algunas de las poblaciones de Ponga más significativas de Ponga incluyen San Juan de Beleño; la capital, Abiegos, Carangas, Cazo, Sellaño, Sobrefoz, Taranes, Tanda,y Viego. Desde el punto de vista turístico, adentrarse en el Bosque de Peloño y disfrutar de la naturaleza, la flora y la fauna del enclave, es la mejor opción, además de degustar el excelente Queso Los Beyos.

Queso de la Indicación Geográfica Protegida "Los Beyos"

Centro de Interpretación. 
El Parque Natural de Ponga cuenta con un centro de interpretación donde podemos obtener información sobre el parque, mapas, rutas etc.. Se encuentra al extremo sur de la localidad de San Juan de Beleño, albergado en un edificio claramente identificable. Teléfono del centro de interpretación: 985 843 113

Flora y fauna
Cuenta con la flora típica del bosque atlántico. Abundan las hayas, robles y castaños. También fresnos, arce y, en menor medida, especies protegidas como el tejo, acebo y narciso asturiano. Gracias a la escasa presencia humana en la zona, son muchos habitats los que aún tienen un buen estado de conservación. En cuanto a las aves, quizá la más representativa y a la vez esquiva sea el urogallo (Tetrao urogallus); especie amenazada y cada año más difícil de encontrar. Son numerosas las rapaces que puedes ver un día cualquiera en cualquiera de las rutas por el parque, entre ellas podemos ver con relativa facilidad al: buitre leonado, alimoche, azor, y águila real entre otras especies. 

En cuanto a mamíferos presentes en la zona, cabe destacar el oso pardo, que gracias a programas de protección como los del FAPAS han logrado sobrevivir hasta nuestros días. También están presentes en mayor medida el ciervo, jabalí, corzo, rebeco, zorro o liebre.

Rebecos en el Parque Natural del Ponga

Gastronomía tipica
Algo que el visitante no debe perderse es disfrutar de la gastronomía local, donde se pueden degustar platos de caza, fabada, pote asturiano entre otros. Teniendo en cuenta que productos como huevos, carne y verduras son producidos localmente, que las gallinas corren libremente por los aldeas picoteando su dieta natural, sin piensos, alimentándose de elementos naturales sin alterar. Al igual que el ganado que pasta en las verdes praderías, así ha sido y es desde hace siglos. Es normal que hasta un simple plato de huevos fritos con patatas está lleno de sabor, mucho más del que un urbanita puede estar acostumbrado. No debes irte de Ponga sin probar el afamado Queso Los Beyos, un queso suave y tierno elaborado con leche de cabra o vaca.


Cómo llegar
Desde Cangas de Onís hay que tomar la carretera N-625 en dirección a sur a Riaño, a los 10km de Cangas hay un desvío a la izquierda por la carretera AS-261 indicando Parque Natural de Ponga. Si se viene del sur, hay que seguir por la N-625 dirección norte, cruzar la mayor parte del Desfiladero de los Beyos hasta llegar al cruce de Puente Vidosa donde hay un hotel. A partir de aquí se toma la PO-2 que nos lleva hasta San Juan de Beleño.

Para acceder al mismo, una vez pasado Cangas de Onís, seguir por la N-625 dirección Puerto del Pontón, para a los pocos km, justo antes de llegar a Santillán, coger la AS-261 dirección a San Juan de Beleño. Una vez ahí, continuaremos por la PO-2 durante un par de km hasta ver a nuestra derecha una pista asfaltada con un panel indicativo del Bosque de Peloño, que nos llevará directamente a Les Bedules, punto de inicio de nuestra ruta. En realidad la ruta no tiene perdida ya que transcurre a lo largo de una pista forestal y en  los lugares en los que hay bifurcaciones, sólo tenemos que seguir la pista principal.

Dejamos el coche en Les Bedules, desde donde tenemos unas impresionantes vistas de los Picos de Europa hacia el este y del imponente Pico Tiatordos entre otros hacia el oeste.
A lo largo de la senda podréis rellenar la cantimplora al principio de la ruta en Les Bedules y a los 4.5 km en la Collada Granceno, a partir de ahí, nosotros no vimos ninguna más. Es importante tenerlo en cuenta, porque son bastantes km y no es conveniente quedarse sin agua. Al cabo de unos 4.5 km, llegamos a la Collada Granceno, con el Pico Sen de Los Mulos al fondo.

Roblón de Bustiello. Bosque de Peloño.

Ruta de senderismo del Bosque de Peloño 
Sigue la PR.AS-181 conocida como la ruta de Puente Agüera - Foz de los Andamios hasta este punto en Collada Granceno, donde  si siguiésemos la indicación a la izquierda iríamos a la Foz de los Andamios y Puente Agüera, pasando por el Pueblo de Viboli y por la Foz de Candano. 

En el pueblo de Viboli se pueden ver ejemplos únicos del Horreo Beyusco. Nosotros seguimos de frente, para adentrarnos de lleno en el bosque, cada vez más frondoso  con los Picos Peña Ten y Pileñes, asomando al fondo.

Al cabo de 1.5 kilómetros más o menos llegaremos a un punto en el que, a la izquierda, hay un poste indicativo del Roblón de Bustiello, algo escondido en épocas de mucha vegetación. Aquí nos desviamos a la izquierda dejando la pista y adentrándonos en el bosque y a unos 200 metros veremos otro poste a la derecha indicándonos la dirección a seguir, para en breve encontrárnoslo de frente.

Continuamos hacia la Collada Guaranga con suaves pendientes de subida y bajada, exceptuando los últimos 1.700 m en los que la pendiente es algo mayor pero tampoco exagerada. Pasamos la portilla con cuidado de dejarla bien cerrada a nuestro paso y nos topamos con estos nidos de ametralladora de la Guerra Civil. Encima de los mismos hay una un pequeño prado, perfecto para comer algo más y relajarse un rato antes de emprender la vuelta. Desde aquí en unos 2 o 3 km más se llega a la Ermita de Arcenorio.

Ermita de Arcenorio.

FICHA TÉCNICA
Ruta de Senderismo: Lineal
Itinerario: Les Bedules - Collada Guaranga- Les Bedules
Distancia: 24,9 Km ida y vuelta
Duración: 7 h
Dificultad: Intermedia, debido a la longitud de la ruta más que a la dificultad real. 
Desnivel: 300 m. aproximadamente

En Bici: Sí al 100%
Niños: Sí, si están acostumbrados a caminar, aunque recomendamos acortar la ruta llegando al Roblón de Bustiello (Monumento Natural), a 6 km del inicio y dando la vuelta, con lo que se harán 12 km en total y se podrá disfrutar plenamente del bosque.
Concejo: Ponga
Ubicación: PO-2, 33557 Ponga, España


Fuentes: www.turismoasturias.es ;  www.ponga.es



Publicar un comentario

0 Comentarios