Subscribe Us

NATURALEZA. Parque Nacional de Garajonay (Islas Canarias)

Considerado el monumento natural referencia de la isla de La Gomera, el Roque de Agando es una formación geológica de origen volcánico. Pertenece al término municipal de San Sebastián de la Gomera, con una cota máxima de 1.250 metros sobre el nivel del mar. Está incluido en el conjunto denominado “Monumento Natural de los Roques” que incluye también los roques de Ojila, Carmona y Zarcita.

Situado en la isla canaria de La Gomera, el Parque Nacional de Garajonay fue declarado como tal en el año 1981 y cinco años después fue incluido por la Unesco entre los bienes naturales Patrimonio de la Humanidad. Junto con el resto de la isla constituye Reserva de la Biosfera desde el año 2012. Tiene una superficie de 3.984 hectáreas, extendiéndose por todos los municipios de La Gomera. 


Su nombre es una referencia al alto de Garajonay, el punto de mayor altura de la isla con 1.487 metros sobre el nivel del mar.  Existen numerosas rutas para recorrer los diferentes ambientes del Parque, con distintos niveles de dificultad y longitud.



Flora
En relación a la flora del Parque destacan por encima del resto dos elementos, el bosque monteverde canario que ocupa en torno a un 85% de la superficie, y el laurisilva, que en la Era Cenozoica cubría Europa casi al completo y es uno de los motivos de la especial protección que recibe el Parque Nacional de Garajonay. El monteverde está compuesto por casi 20 especies arbóreas, pudiendo encontrar hayas y brezos (en este ambiente llegan a tener hasta 20 metros de altura) en las zonas secas de fayal-brezal y laureles, tilos y acebiños en las zonas limítrofes con laurisilva.

El clima húmedo, la niebla y la tipología de la vegetación contribuyen a crear un mágico ambiente en el Parque que recuerda a un bosque encantado.
Bosque laurisilva canaria. Se trata de un tipo de bosque subtropical que se puede encontrar en algunas de las islas Canarias. Incluye tilos, naranjeros, laurel, hijas, acebiños, sauces canarios o brezos.
Este bosque de laurisilva canaria ocupa una extensión de unas 4.000 hectáreas, lo que supone cerca de un 11 por ciento de la superficie total de la isla. Es una muestra de los bosques subtropicales que ocupaban buena parte de Europa y norte de África hace varios millones de años.
En el Parque destacan también los riachuelos que conforman la red de corrientes permanentes de agua mejor conservada de Canarias.
En Garajonay abudan los grandes helechos, los musgos y líquenes que recubren los troncos de los árboles. Merece la pena destacar la singularidad de las numerosas plantas endémicas con flores que hay en el bosque.

Fauna
Garajonay alberga una gran biodiversidad expresada principalmente en los invertebrados, que suman mil especies diferentes con 150 especies endémicas. Llega hasta las 38 especies de vertebrados, en su mayoría reptiles y aves. Destacan la paloma turqué y la paloma rabiche, que son endémicas de Canarias y cuya presencia contribuye a que el Parque Nacional de Garajonay tenga la categoría de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

La paloma turqué, endémica de las islas Canarias

Gara y Jonay
El Parque Nacional de Garajonay debe su nombre a la leyenda de los amantes Gara, princesa gomera y Jonay de Tenerife quienes, ante la desaprobación de su amor por sus familias, decidieron clavarse una lanza de madera y tirarse desde el pico más alto de la isla.
Existen varias versiones pero todas describen una historia de amor fallida entre los dos jóvenes de sangre noble que acaba con el suicidio de ambos en el punto más alto de la isla de La Gomera, usando punzones de madera para quitarse la vida. 
Para recorrer Garajonay, considerado también Patrimonio de la Humanidad(1986), lo mejor es ir hasta su Centro de Visitantes «Centro Juego de Bolas» ubicado en el norte del parque. Es un edificio que sigue los cánones de la arquitectura canaria y ofrece salas de exposiciones y proyecciones sobre el Parque Nacional y la isla en general. Allí informan sobre las numerosas rutas y senderos que rodean y atraviesan esta vasta superficie boscosa. También hay diversos miradores y tres zonas recreativas, las de la Ermita de Lourdes, Las Creces y Espina. 
Otro dato a tener en cuenta en la visita a Grajonay es la posibilidad de conocer el Silbo Gomero, el único lenguaje silbado del mundo plenamente desarrollado y practicado por una comunidad numerosa. La Unesco lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2009.

Mapa del Parque Nacional de Garajonay en la isla de La Gomera

Fuente: www.gobiernodecanarias.org ; www.parquesnacionalesdecanarias.es




Publicar un comentario

0 Comentarios