Subscribe Us

NATURALEZA. Parque Nacional Archipiélago de Cabrera


Este parque nacional, declarado en 1991, se encuentra situado al sur de Mallorca y lo componen una isla principal, Cabrera Gran y 18 islas menores, de las cuales la Illa dels Conills es la más importante. En 2019 el parque nacional de Cabrera multiplica por nueve su superficie pasando de las 10.021 hectáreas a las 90.800 hectáreas, y se convierte en el mayor parque nacional marino del Mediterráneo occidental.


Como consecuencia de la ampliación, la superficie marina de la Red de Parques Nacionales pasa de un 4% a un 23% y el Archipiélago de Cabrera se convierte así en el mayor parque nacional de España, incluyendo los terrestres. El parque dará máxima protección legal a especies amenazadas que incluyen corales, delfines y ballenas. El P.N. de Cabrera alberga una enorme diversidad de ecosistemas y vida marina, y es un emblema del patrimonio natural sumergido. Cabrera es un verdadero Mediterráneo en miniatura.



El parque nacional incluye una representación de 12 de los 13 sistemas naturales marinos que, de acuerdo con la Ley de Parques Nacionales, deben estar presentes en la Red. Faltarían los sistemas asociados a emanaciones gaseosas submarinas. El parque ampliado incorporará por primera vez el mar abierto a la red de parques nacionales. Al cubrir un rango de profundidades superior a 2.000m, se protege una amplia variedad de hábitats singulares y amenazados del Mediterráneo de especial valor, así como sus paisajes marinos asociados. A la vez, mejora la representatividad de veriles y escarpes de pendiente pronunciada y bajos rocosos.





Aves marinas
Paíños, cormoranes, gaviotas y pardelas (la pardela balear es el ave más amenazada de Europa), especies en algunos casos catalogadas en peligro de extinción, se benefician de la protección de los recursos pesqueros aportada por el parque, evitándose además capturas accidentales en artes de pesca. A lo largo del año es posible ver especies tales como la gaviota mediterránea, la gaviota de Audouin, el halcón común, el águila pescadora y halcones de Eleonora. Entre orquídeas, sabinas y hongos no es difícil observar especies de aves terrestres como la curruca balear y la curruca cabecinegra. Las cinco especies de murciélagos de la Cabrera son los únicos mamíferos terrestres autóctonos.


A 10 km al sur del cabo Salines, se encuentra el archipiélago de Cabrera

Reserva marina
En cuanto a los cetáceos y las grandes especies de peces, la zona se constituye en un auténtica reserva marina, especialmente importante para delfines, cachalotes, rorcuales, escualos, pez espada y atún rojo. El área objeto de ampliación se incluye en la zona de reproducción más importante para esta última especie de todo el Mediterráneo, lo que obligará a adoptar medidas pioneras de gestión y conservación del medio marino.


“España crea en Cabrera el mayor parque nacional marino del Mediterráneo Occidental.



Enclaves singulares
Dentro del área protegida destaca el Fort d’en Moreu, un arrecife con jardines de gorgonias y bosques de laminarias mediterráneas (algas pardas). Otro enclave singular es el escarpe de Émile Baudot, una caída abrupta del lecho marino que se extiende a lo largo de 200 km y alcanza 2.000 m de profundidad. En él crían pez espada, atún rojo, atún blanco y cachalotes.

Visitar la isla
Varias empresas ofrecen excursiones de un día a Cabrera desde la Colònia de Sant Jordi, en el sur de Mallorca. La travesía dura entre 30 y 45 minutos, permaneciendo 4 o 5 horas en la isla y visitando la Cova Blava. También se organizan viajes al atardecer, vueltas rápidas, observación de aves, safaris fotográficos… Otra opción es ir en barco propio o alquilado.
Tras pasar junto a los islotes de Na Foradada, Na Pobra y Na Plana, se deja atrás la Illa dels Conills (la Conejera, la segunda mayor del archipiélago) desde donde se puede ver la silueta del castillo que domina la entrada al puerto. Levantado a finales del siglo XIV para defender Cabrera de los ataques de los piratas berberiscos y avisar mediante fuegos a la torre de Mallorca más cercana, la de Sa Ràpita, constituye una visita obligada una vez que se ha fondeado. Desde el castillo se contempla una de las bahías naturales más bellas del Mediterráneo.


Castillo de Cabrera

La ruta del faro de Ensiola es la más exigente de cuantas pueden hacerse en el parque pero una de las más gratificantes. Otro paseo posible es el que lleva a la colina de la Miranda o Bellamirada, cuyo nombre ya anuncia las magníficas vistas que ofrece sobre el puerto, el norte y el este de Cabrera. También son frecuentes las cuevas sumergidas, que en algunos casos atraviesan de lado a lado islotes enteros. 


Faro de Ensiola


Para el buceo con botella, está la zona de Punta Galiota. Es más que recomendable nadar y bucear en las aguas turquesas de la Cova Blava (la Cueva Azul), que es uno de los rincones más emblemáticos de Cabrera, espectacular al atardecer.


Los 20 metros de profundidad hacen de Sa Cova Blava un lugar perfecto para el buceo (Guia Repsol)

VER PDF INFORMATIVO

Fuentes:
Oceana Europa; https://es.balearsnatura.com; https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_Cabrera

Publicar un comentario

0 Comentarios