Subscribe Us

NATURALEZA. Explicando la Red Natura 2000


Este gran logro para la conservación nació en los años 90 para asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los tipos de hábitat en Europa. Se pretendía poner freno a la pérdida de biodiversidad que amenaza el planeta, y supuso uno de los mayores avances para la conservación de la naturaleza en el mundo.


La Red Natura 2000 es una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad. Consta de Lugares de Interés Comunitarios (LIC) que, de acuerdo con la Directiva Hábitat, pasan a ser Zonas Especiales de Conservación (ZEC) cuando se aprueban sus planes de gestión y de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), designadas en virtud de la Directiva Aves. 1.800 espacios y casi 400 especies se encuentran España. Gracias a nuestra gran biodiversidad, España es el país que más superficie neta aporta a esta Red. Aquí tenemos representados el 60% de los hábitats y el 40% de las especies protegidas por esta Directiva. La Agencia Europea de Medio Ambiente dispone de una base de datos a nivel europeo.

España es el segundo país de la UE que tiene mayor superficie de Red Natura 2000

En el mapa están marcados los diferentes espacios que forman parte de la Red en nuestro país, indicando en cada caso su tipología. Fuente: WWF España

Si bien en España los espacios terrestres están ya identificados, nos encontramos muy lejos de que estén protegidos en la práctica, o lo que es lo mismo, de que las administraciones públicas desarrollen y pongan en marcha los planes de gestión adecuados para garantizar su correcta conservación. Según el “Naturómetro” 2016 elaborado por WWF, los planes aprobados no son suficientemente concretos, o con medidas vagas, poco cuantificables y sin presupuesto asignado. En ese informe, se analiza la calidad de los planes de gestión de Red Natura 2000 en todas las comunidades autónomas, en función de su cumplimiento con los criterios de la Directiva Hábitats. 

Comunidades Autónomas como Extremadura, Andalucía, Murcia, Aragón o Madrid presentan las mayores riquezas de especies amparadas por la Directiva Habitats. 

Las Comunidades Mediterráneas presentan el menor número de especies de anfibios. Otras comunidades como Galicia y Asturias albergan el máximo número de anfibios en sus espacios. Extremadura es la Comunidad Autónoma más relevante en distribución de peces.

Las Comunidades Autónomas de Extremadura, Andalucía, Murcia y Aragón son las más relevantes desde el punto de vista del grupo de aves.

Ocho enclaves españoles para ver animales salvajes en su hábitat. Osos, ballenas en la costa de Bizkaia o la mirada salvajemente bella del lobo en la sierra de la Culebra. De Asturias a Tenerife, para observarlos a una distancia prudente, con paciencia y con los prismáticos a mano. Fuente: https://elviajero.elpais.com

El análisis de riqueza de invertebrados parece quedar limitada a zonas muy concretas situadas en entornos de espacios  Red Natura 2000 como la Serranía de Cuenca, Picos de Europa o la Sierra de Guara. Prácticamente, todos ellos, localizados en la vertiente Norte de la Península. El Norte de Extremadura responde al lugar con mayor abundancia de especies de mamíferos de la Red Natura 2000. Otros lugares relevantes pueden encontrarse en la Sierra de Madrid.

Son los lugares donde tenemos mayor diversidad de especies de fauna y de flora. 

Las inmediaciones de Sierra Nevada, Doñana o las Islas Canarias se muestran como los lugares clave de riqueza de plantas. Los reptiles parecen ser el grupo taxonómico con mayor heterogeneidad a lo largo del territorio español. 

Diferentes parches quedan distribuidos a lo largo del territorio sin mostrar, apenas más de 4 especies diferentes por cuadrícula. La Sierra de Madrid vuelve a ser una de las áreas con mayor riqueza para este grupo.

Vista aérea de las islas Cíes, en Pontevedra incluidas en la Red Natura 2000. Fuente: https://www.mapa.gob.es (Foto: XURXO LOBATO)

Por el contrario, comunidades como Galicia, Asturias, Navarra o País Vasco quedan infravaloradas según el número de especies declaradas para sus espacios Red Natura 2000. 

Por el contrario, Comunidades como Extremadura, Madrid, Castilla la Mancha o Andalucía ofrecen un mayor número de especies declaradas en sus espacios naturales.

Este mapa identifica doce grandes corredores que emplean los animales para moverse por la península ibérica (2018). Fuente: EuropaPress

¿Cómo se gestiona la Red Natura 2000?
El Estado español es el único responsable ante la Unión Europea de la correcta gestión de la Red, de su conservación y restauración en caso de necesidad. Sin embargo, por la peculiaridad administrativa de España, son las Comunidades Autónomas las que tienen las competencias y la responsabilidad de gestionar el territorio y, por tanto, la Red Natura 2000. 

Son ellas las encargadas de redactar y consensuar los planes de gestión y de llevarlas a cabo, excepto en el caso de los espacios marinos que no tienen continuidad ecológica con un espacio terrestre en los que las competencias pertenecen al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

En muchos de estos espacios, la actividad humana se compatibiliza con la vida natural

El proyecto LIFE+ de la Unión Europea financia proyectos que contribuyen al desarrollo y la aplicación de la política y el derecho en materia medioambiental, facilitando la integración de aspectos medioambientales en el resto de las políticas sectoriales, contribuyendo así al desarrollo sostenible. (http://fnyh.org/proyectos-life/)

Amenazas a la Red Natura 2000
Las prácticas agrícolas, la presión urbanística, el ocio en el entorno y la falta de planes de gestión específicos son algunas de las amenazas principales que sufre la Red Natura 2000. En este contexto, los principales problemas para la biodiversidad dependen de políticas sectoriales; de la explotación de los acuíferos; del estado de conservación de los ríos; de la intensificación de la agricultura, la homogeneidad en los cultivos, el elevado uso de fitosanitarios; la caza;  las políticas sectoriales de urbanismo, que promueven urbanizaciones en bosques, islotes o pantanos; o  las políticas de industria con, por ejemplo, cientos de parques eólicos en áreas aisladas, a las que se tienen que hacer nuevos caminos para llegar.

La Comisión Europea defiende la caza como herramienta de conservación para Monfragüe y la Red Natura 2000. El organismo europeo considera que “la caza sostenible puede ser una herramienta para ayudar a lograr los objetivos de conservación de la Red Natura 2000” y, más concretamente, del Parque Nacional de Monfragüe. Así lo ha explicado Karmenu Vella, Comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, en una respuesta oficial, en nombre de la Comisión, tras una consulta formal realizada por la Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) en torno a la actividad cinegética en Monfragüe. La Junta de Extremadura considera que hay sobrepoblación de ciervo y jabalí (2018).

En el caso de la agricultura y la ganadería, los últimos avances introducidos pueden que las hagan no compatibles con los objetivos de la Red, por ejemplo la agricultura intensiva, que muchas veces resulta incompatible con la biodiversidad, o los cambios bruscos de la carga ganadera, que pueden degradar el medio.


Recientemente, el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA) de la Universidad de Baleares (UIB) junto con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado una tecnología basada en la inteligencia artificial y los algoritmos que permite monitorizar la actividad humana recreativa en la Red Natura 2000.



Fuentes: Agencia Europea del Medio Ambiente; Ministerio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; https://www.wwf.es/; http://www.rtve.es/alacarta/videos/red-natura-2000/; https://geoinnova.org

Publicar un comentario

0 Comentarios