Subscribe Us

TECNOLOGÍA. Fracking, ¿cómo funciona?


La fractura hidráulica, o fracking, ha estado en el centro de atención recientemente a medida que crece en popularidad a medida que se reducen otras fuentes de gas natural. En el subsuelo profundo, hay almacenes de gas natural que alguna vez fueron inaccesibles, creados durante millones de años a medida que capas de organismos en descomposición fueron expuestos a un intenso calor y presión. El sitio para una operación de fracking puede estar en cualquier lugar donde se identifique este gas subterráneo. Esto podría ir desde un remoto desierto hasta un área urbana.


INTRODUCCIÓN
La composición del gas natural es una mezcla de hidrocarburos ligeros que varía según el yacimiento donde se produce, pero mayoritariamente lo constituyen metano y cantidades menores de etano, gas natural, propano, butano, vapor de agua etc.. Este gas, tras un tratamiento, se quema de forma más eficaz y limpia produciendo menos dióxido que aquellos licuados del petróleo y por supuesto que el carbón.

Evolución de la producción de gas natural a partir de la fractura de rocas de esquisto ("shale gas").

Estos hidrocarburos se forman por el intenso calor y alta presión bajo la superficie terrestre de capas de sedimentos, formadas por organismos vegetales y animales durante millones de años. Con el aumento de presión los fluidos tienden a escaparse por las grietas del subsuelo, hasta concentrarse en grandes zonas de acumulación con menor presión que pueden encontrarse a kilómetros de la superficie. Pero existen rocas sedimentarias estratificadas de grano fino, generalmente pizarras, cuya poca permeabilidad impide el movimiento del gas a zonas de más fácil extracción, quedando contenido éste en sus lugares de origen siendo muy complicada su extracción.

Un campo de pozos de petróleo y gas mediante fracking. Fuente: Simon Fraser University / Flickr

¿QUÉ ES EL FRACKING?  
El término fracking se refiere a cómo la roca se fractura por el sometimiento a alta presión. El fracking es una forma de sacar el gas y el petróleo del subsuelo en lugares de muy difícil acceso y extracción. Es el proceso de realizar cientos de pozos en la tierra e inyectar  una mezcla de agua, arena y  productos químicos, a alta presión, que se dirige al subsuelo para liberar el gas en el interior y obligarlo a fluir hacia las zonas de extracción.

Mapa de zonas apropiadas para la extracción de petróleo y gas natural mediante la fractura hidráulica

En particular, implica bombear entre 60.000 y 200.000 m3 con la mezcla en rocas de esquisto situadas entre dos y tres kilómetros bajo tierra. Esto crea una red o malla de fracturas en las rocas que consigue contener y redirigir el gas hacia los pozos de bombeo a la superficie.

Estos pozos ocupan amplias áreas de terreno ya que su separación está comprendida entre 0,6 y 2 km de distancia. Suelen llevarse a cabo de forma vertical pero también, en muchos casos se realizan horizontalmente en la capa de roca, los que crea nuevos caminos para liberar el gas o usarse para extender los canales existentes.


VENTAJAS
Los países que están impulsando este método (como Estados Unidos y Gran Bretaña) han impulsado significativamente la producción nacional de petróleo y han bajado los precios del gas. Por ejemplo se estima que en el norte de Inglaterra podría haber hasta 37 trillones de metros cúbicos de gas de esquisto, lo que equivaldría a más de 51 años de suministro de gas para el Reino Unido. La industria sugiere que el fracking  podría contribuir a cubrir las futuras necesidades energéticas de un país y a crear miles de empleos. 


CONTROVERSIA EN SU USO
La técnica puede producir un impacto negativo en el medio ambiente debido a los productos químicos empleados (se sabe que hay al menos 260 sustancias químicas presentes, siendo algunos de ellos tóxicos, cancerígenos o mutagénicos). Además de las grandes cantidades de agua empleadas, estos productos pueden escaparse durante el proceso y contaminar aguas subterráneas próximas, acuíferos y manantiales naturales.

Se ha constatado un aumento de la sismicidad coincidiendo con los periodos de fracturación hidráulica pudiendo llegar a producirse terremotos de 2,2 grados en la escala Richter. Los activistas dicen que el fracking está distrayendo a las empresas de energía y a gobiernos de invertir en fuentes de energía renovables, y alentando que continúe la dependencia de los combustibles fósiles.

La cantidad de agua empleada en el fracking es pequeña en comparación con las necesidades de agua en la agricultura o en la refrigeración de las centrales eléctricas, pero en áreas donde escasea el agua, el fracking puede agotar los pocos suministros existentes. Entre 2000 y 2014, el agua promedio utilizada para perforar un pozo horizontal de gas natural aumentó de 670m3 a 19.000m3 por pozo, suficiente agua para llenar más de siete piscinas de tamaño olímpico.



Fuentes: Ecuo, BBC, wikipedia, www.wired.com, www.elheraldo.com, Yaleglobalhealthreview

Publicar un comentario

0 Comentarios