Subscribe Us

MUNDO ANIMAL. De larva a mariposa


LA METAMORFOSIS ES UN CAMBIO RADICAL en forma y función. Las ranas y los erizos de mar experimentan metamorfosis. Muchos insectos también lo hacen pasando de larva a una avispa voladora, un escarabajo o una polilla. Tal vez, la metamorfosis más familiar es la transformación de una mariposa desde oruga a una belleza alada. Es ahora cuando los científicos están empezando a comprender los que ocurre en el interior de una crisálida. Recientes investigaciones sugieren que la oruga no se disuelve en una especie de “sopa”, como se creía hasta ahora. Por el contrario, la formación de un insecto es una mezcla programada de destrucción y crecimiento. Algunas células mueren y ciertas partes del cuerpo se atrofian. Mientras, otras células nacen en su lugar y se expanden rápidamente. En apenas dos semana, el adulto emerge totalmente remodelado, con capacidad de volar y en busca de de un compañero.


UNA NUEVA FORMA DE “VER DENTRO” (10-15 DÍAS)

Hasta hace poco tiempo, la única forma de estudiar el desarrollo de una crisálida era diseccionarla o a través de rayos X, con resultados fatales. Ahora, modelos 3D mediante escaner micro-CT nos revela los detalles: la tráquea se expande para permitir una mayor entrada de oxígeno, y el intestino se encoge para ajustarse a una dieta que muta de plantas a néctar.

Un gusano come a menudo y crece muy rápido. Muda varias veces. Cada muda es un nuevo estado larval, hasta alcanzar la madurez. Entonces sus hormonas cambian para dar paso al comienzo de la fase crisálida. Las orugas nacen con cuatro yemas internas que están genéticamente programadas para crecer en forma de alas.

A medida que la larva crece y se prepara para su transformación, algunas partes del cuerpo se desarrollan más, mientras que otras se descomponen.


La etapa de crisálida es una de las etapas más frescas de la vida de una mariposa. Tan pronto como una oruga termina de crecer y alcanza su longitud / peso total, se forma una pupa, también conocida como crisálida. Desde el exterior de la pupa, parece que la oruga podría estar descansando, pero el interior es donde está toda la acción. Dentro de la pupa, la oruga está cambiando rápidamente.

En ese estado, las orugas son cortas, rechonchas y no tienen alas en absoluto. Dentro de la crisálida, las partes viejas del cuerpo de la oruga están experimentando una transformación notable, llamada "metamorfosis", para convertirse en las partes hermosas que conforman la mariposa que emergerá. El tejido, las extremidades y los órganos de una oruga se han cambiado para cuando se termina la pupa, y ahora está listo para la etapa final del ciclo de vida de una mariposa.

Cuando la oruga es suficientemente grande, busca un lugar seguro y aves se asegura así misma con seda. Una muda final se manifiesta en forma de crisálida; dentro, el insecto cambia drásticamente para prepararse para su vida adulta

TRANSFORMACIÓN (O,5-2 HORAS)
Cuando la mariposa emerge por primera vez de la crisálida, ambas alas estarán suaves y dobladas contra su cuerpo. Esto se debe a que la mariposa tenía que encajar todas sus partes nuevas dentro de la pupa. Tan pronto como la mariposa haya descansado después de salir de la crisálida, bombeará sangre en las alas para que funcionen y aleteen, luego se ponen a volar. Por lo general, dentro de un período de tres o cuatro horas, la mariposa dominará el vuelo y buscará una pareja para reproducirse.

- Los proto-pies que ayudan a una oruga a moverse se atrofian, y piernas torácicas crecen hasta el tamaño adulto.
- Cuatro alas crecen rápidamente. Sus diseños y colores son predeterminados por las células larvales.
- Mandíbulas masticantes se transforman en dos conductos que se cierran para formar un probóscide semejante a una “pajita”.
- Seis ojos simples se mueven hacia dentro del cerebro; dos ojos complejos se forman en el exterior.

SALIDA AL EXTERIOR (15-21 DÍAS)
Cuando se encuentran en la cuarta y última etapa de sus vidas, las mariposas adultas están constantemente en busca de reproducirse y cuando una hembra pone sus huevos en algunas hojas, el ciclo de vida de la mariposa comenzará de nuevo.

La mariposa aspira aire hasta que la crisálida rompe y se abre. En ese momento, bate sus alas durante varias horas para secarlas y hacer que circule la sangre antes de escapar volando en busca de una compañía afín.

Los cerebros de la mariposa están casi totalmente reconfigurados para atender las nuevas competencias de vuelo, aunque pueden conservar ciertos recuerdos olfativos de su estado larval.


Fuentes: Adriana Briscoe, Universidad de California; Martha Weis, Universidad Georgetown; Antonia Monteiro, Universidad Nacional de Singapur; Daisy Chung, Catherine Zuckerman, NGM

Publicar un comentario

0 Comentarios