Subscribe Us

CIENCIA. Corrientes Oceánicas: fuente de vida en la Tierra


Las corrientes oceánicas son el movimiento permanente y dirigido de grandes masas de agua que se generan a partir de fuerzas como la rotación de la tierra, el viento, las diferencias de temperatura, salinidad y la gravitación de la luna.


¿Qué son y cómo se producen?
Existen tanto a nivel local como a nivel global pudiendo llegar a medir miles de kilómetros. Su ubicación, dirección, fuerza y velocidad dependen de las características costeras y del fondo del mar. La influencia generada por la rotación de la Tierra está causada por el conocido efecto Coriolis. Al igual que una persona intentando caminar en línea recta a través de un tiovivo giratorio, los vientos y las aguas del océano se desvían de la línea recta mientras viajan a través del globo en rotación. Este fenómeno hace que las corrientes viren hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el sur

Corrientes oceánicas en el hemisferio norte

Circulación superficial 
Los vientos globales alimentados por la energía del sol, impulsan las corrientes oceánicas de superficie a gran escala. Estas corrientes distribuyen el calor desde las regiones ecuatoriales hasta los polos, lo que influye en el clima local y global. La cálida Corriente del Golfo  que se origina en el Caribe tropical, por ejemplo, transporta aproximadamente 150 veces más agua que el río Amazonas.  La corriente se mueve a lo largo de la costa este de los EE.UU. a través del océano Atlántico hacia Europa.  El calor que  la Corriente del Golfo transporta, mantiene gran parte del norte de Europa significativamente más cálido que en otros lugares con la misma latitud. 

Corrientes oceánicas entorno a la península ibérica

Circulación profunda 
Las variaciones en la densidad del agua, resultantes de las diferencias de temperatura del agua  y sus distintas concentraciones de sal, también causan corrientes oceánicas.  Este proceso se conoce como circulación termohalina.  En regiones frías, como el Océano Atlántico Norte, el agua del océano transmite calor a la atmósfera y se vuelve fría y densa.  Cuando el agua de los océanos se congela, formando hielo marino, la sal se queda atrás, lo que hace que el agua de mar circundante se vuelva más salobre y más densa.  El agua densa, fría y salada se hunde en el fondo del océano.  El agua superficial fluye para reemplazar el agua que se hunde, que a su vez se vuelve fría y lo suficientemente salada como para hundirse. Esto "inicia" la cinta transportadora global, un sistema conectado de corrientes profundas que circulan alrededor del globo en un lapso de tiempo de 1000 años.  Este conjunto global de corrientes oceánicas es una parte crítica del sistema climático de la Tierra, así como los ciclos de nutrientes de los océanos y el dióxido de carbono. 

Influencia Climatológica 
Los océanos del mundo tienen un gran impacto en el clima  del planeta.  Los continentes solo retienen algo de luz solar, la mayor parte de la radiación es absorbida por las aguas.  Particularmente en las zonas tropicales alrededor del ecuador, el océano actúa como un panel solar masivo que retiene el calor.  La atmósfera de la Tierra también desempeña un papel en este proceso, ayudando a retener el calor que de otra manera se irradiaría rápidamente al espacio después de la puesta del sol. 

El océano no solo almacena radiación solar, también ayuda a distribuir el calor a lo largo de todo el planeta. Las corrientes oceánicas actúan como distribuidor global, llevando agua caliente y precipitaciones desde el ecuador hacia los polos y agua fría desde los polos hasta los trópicos.  Por lo tanto, las corrientes regulan el clima global, ayudando a contrarrestar la distribución desigual de la radiación solar que llega a la superficie de la Tierra.  Sin las corrientes, las temperaturas regionales serían más extremas (muy calientes en el ecuador y frías hacia los polos) y la Tierra sería mucho menos habitable.

Corrientes oceánicas alrededor del planeta

Influencia biológica 
Las corrientes oceánicas influyen significativamente en la alimentación y en la reproducción de los organismos marinos y en sus  ecosistemas. Muchas especies con movilidad limitada dependen de este "viento líquido" para llevarles alimentos y nutrientes y para distribuir larvas y células reproductivas.  Incluso los peces y mamíferos que viven en el océano amoldan sus destinos y suministro de alimentos a estas carreteras de agua.  No solo los animales del mar se benefician de una continua fuente de alimentación. Este movimiento de afloración de aguas ricas en nutrientes desde el fondo del océano, hace crecer el fitoplacton y las algas. Estas son la base de la cadena alimentaría marina que proporciona alimento a peces, mamíferos marinos y por supuesto a los seres humanos. 

EL EFECTO CORIOLIS 
Es una fuerza producida por la rotación de la Tierra en el espacio y que desvía la trayectoria de los objetos que están en movimiento sobre su superficie. Hacia la derecha para los objetos que están en el hemisferio norte y a la izquierda para los que se encuentran en el hemisferio sur.

Desviación de un objeto lanzado desde el ecuador por efecto de la fuerza de Coriolis

Si un proyectil fuese lanzado desde el ecuador hacia el polo Norte, éste continuaría en línea recta, pero la fuerza transmitida al proyectil, por el  constante movimiento de rotación de la tierra, desviaría su trayectoria hacia la derecha. Si lo lanzáramos hacia el Polo Sur la trayectoria se desviaría hacia la izquierda.



La magnitud de la fuerza de Coriolis es cero en el ecuador y máxima en los polos, depende de la velocidad de rotación de la Tierra (aumentaría si la velocidad de rotación terrestre se incrementase). Si la Tierra no rotase sobre su propio eje, la fuerza de Coriolis sería cero.


Fuentes: www.britannica.com; www.science.com; www.wiquipedia.com

Publicar un comentario

0 Comentarios