Subscribe Us

MITOLOGÍA. Dioses del Olimpo - Atenea

Las bodas de Tetis y Peleo. Jacob Jordaens. 12636-1638. Minerva (equivalente romano de Atenea) aparece con lanza y casco, abalanzándose sobre la mesa para obtener la manzana, en una escena que precede al famoso Juicio de París y por tanto, a la guerra de Troya.
En esta tercera entrega de nuestro serial Dioses Griegos hablaremos de Atenea. Para los helenos, Atenea era la diosa de la sabiduría, de la estrategia en la guerra, de las ciencias y de la justicia. Fue una de las deidades más adorada en toda Grecia y en muchas de sus zonas de influencia. Se han llegado a encontrar vestigios de lugares de culto dedicados a Atenea incluso en la India. En la adaptación romana de la mitología griega esta diosa adoptó el nombre de Minerva, con similares atributos.


Nacimiento
Hay numerosas referencias al nacimiento de Atenea en los textos clásicos, con versiones ligeramente distintas. En la más habitual de ellas, Atenea nace de la frente de Zeus completamente armada y preparada para el combate después de que este se tragase a su madre Metis, la oceánide que fue la primera esposa de Zeus tras el derrocamiento de Crono. 

Zeus devoró a Metis al saber que estaba embarazada, por temor a una profecía que pronosticaba que la titánide alumbraría hijos más poderosos que él. Hefesto ayudó al nacimiento abriendo la cabeza de Zeus con un certero hachazo, en algunas versiones, con la asistencia de Prometeo o Hermes.

EL NACIMIENTO DE LA DIOSA ATENEA/MINERVA (René-Antoine Houasse )

La segunda versión más extendida explica que Atenea fue hija del gigante alado Palas. Otras tradiciones cuentan que fue hija de Poseidón y la ninfa Tritonis, si bien Atenea se enfadó con su padre y se acercó a Zeus, que la convirtió en su propia hija. Un grupo de textos menos conocidos señalan que fue hija de Crono (y por tanto hermana de Zeus), hija de Hefesto o hija de Itonio (y por tanto nieta de Anfitctión).

Estatua de Palas Atenea. Parlamento Austríaco, Viena.

Virginidad
Uno de los nombres que se le otorga a esta diosa es Atenea Partenos o Atenea la virgen. Es una deidad que en muchas ocasiones se muestra a medio camino entre el género masculino y el femenino y que se mantiene alejada de los amoríos tan característicos de los dioses del Olimpo y no se reconoce pareja ni amante. No se trata de un hecho aislado o una mera curiosidad en su biografía, Atenea se erige en la tradición helena como la representante de la modestia sexual y la antítesis de la lujuria.

Son varias las ocasiones en los mitos griegos en que la resistencia virgen de Atenea trata de ser superada y se producen intentos de violación en varios relatos. El más conocido de todos ellos es el que cuenta como Hefesto trató de forzar a Atenea y tras conseguir esta  evitarlo, el semen del dios se derramó sobre la tierra (la diosa Gea) naciendo Erictonio de esta unión. Atenea adoptó al niño y le crió como si fuera su propio hijo. Erictonio llegaría a ser rey fundador de Atenas con la protección divina de su madre adoptiva.


En otro relato Tiresias queda cegado al verla desnuda y Atenea le otorga el poder de entender a los pájaros.

El mochuelo de Atenea es su acompañante en sus aventuras

Consejera de los héroes
En varios mitos griegos Atenea ejerce como consejera de héroes gracias a su sabiduría y habilidad para la estrategia en batalla.

- Guió a Perseo en su lucha contra Medusa que acaba con su decapitación y la cabeza de Medusa en la égida, el escudo mágico de Atenea.

- Ayuda a Heracles a matar a la hidra de Lerna, le enseña a despellejar al león de Nemea usando sus propias garras y le acompaña en la navegación por el Inframundo para capturar a Cerbero.

- Proporciona consejo a Odiseo en su viaje de vuelta a casa y tras probar su astucia decide ayudarle a recuperar su reino.

- Asesora a los griegos en la guerra de Troya, aunque les desprecia a su finalización por algunas acciones deshonrosas en el Templo.


Juicio de Paris
Atenea tiene una participación destacada en el episodio mitológico conocido como el Juicio de Paris, en el que este príncipe de Troya tenía que elegir entre Atenea, Hera y Afrodita la diosa más hermosa para darles la manzana arrojada por Eris en la boda de Peleo y Tetis.

EL COMBATE ENTRE ARES Y ATENEA, Jacques-Louis David, 1771. El cuadro representa el feroz combate librado entre Atenea y Ares en la Guerra de Troya.
A pesar de que la diosa era considerada la diosa de la sabiduría, también representaba al arte y la estrategia en la guerra, en contraposición de su hermano Ares que designaba la ferocidad y el horror de la misma. La primera estaba del lado de los griegos en la contienda, mientras que el segundo defendía los intereses de los troyanos. En ese sentido, la victoria de Atenea sobre Ares predice de alguna manera el desenlace de la lucha, ya que la "sabiduría y estrategia" de los griegos (con el artilugio del Caballo de Troya) derrotan a la ferocidad de los defensores de la ciudadela.

Batalla entre Minerva y Marte 1771. Pintura de Joseph Benoit Suvee

Patrona de Atenas
El dios de los mares Poseidón y Atenea compitieron por convertirse en protectores de la ciudad de Atenas, que aún no había sido nombrada. Intentando impresionar y ganarse el favor de los atenienses, Poseidón regaló a la polis una fuente de agua salada golpeando el suelo con su tridente. Atenea, sin embargo, hizo surgir un olivo en la ciudad. 


En una versión los dioses del Olimpo decretaron que el olivo había sido plantado primero y le otorgaron la victoria a Atenea; mientras que en otro relato fueron los atenienses quienes votaron su preferencia, ganando Atenea por el voto de las mujeres. Esto provocó la ira de Poseidón que inundó la zona, y los atenienses decidieron retirar el derecho a voto a las mujeres para calmarle.

Niké

Niké es la diosa de la victoria en la mitología de los griegos. Suele ser representada con alas y una corona de laurel que luego sería utilizada por los romanos como símbolo para identificar a los vencedores. Según algunos relatos era hija del titán Palas y de la oceánide Estigia. En la mayoría de las ocasiones aparece acompañando a un dios más importante, como Zeus o principalmente Atenea, a menudo en pequeño tamaño posada en la palma de la diosa de la sabiduría.

ATENEA: LA INTELIGENCIA Y LA SABIDURIA.
Distíngase entre la inteligencia y la astucia. Al menos aquí haremos esa diferenciación de esta manera: La inteligencia es siempre positiva, constructiva y en pro de la vida. La astucia, la definiremos aquí como una “inteligencia” negativa, destructiva y en contra de la vida. La primera está al servicio de la humanidad, de la sociedad y del mundo; de ella se desprenden los maravillosos inventos que ayudan a que nuestra vida sea mejor. La segunda, la astucia,  NO está al servicio de la humanidad, por lo contrario busca herir, dañar y destruir; de ella emanan los terribles inventos como armas, bombas, guerras, etc.

Aquí nos interesa hablar de la inteligencia, de esa hermosa capacidad que ayuda al desarrollo humano. Hoy en día se va perdiendo porque la gente se está volviendo cada vez más y más egoísta. Los egoístas usan la astucia para engañar, explotar y tomar ventaja de los demás; todo para su propio beneficio, sin importarles las consecuencias hacia otros o la sociedad. La inteligencia tiene como base el altruismo, que brota de eso que llamamos amor. Por ello la inteligencia nos dice que debemos hacer el bien a los demás.

De la inteligencia emana la capacidad de reflexionar, por cierto se está extinguiendo. Rara vez el ser humano reflexiona en lo que hace o dice y así se cometen muchos errores.  Una vida sin reflexión lleva al ser humano a su propia destrucción.

El nacimiento de Atenea

Es la inteligencia tan maravillosa que sirve de escudo y lanza (Arma de ataque)  a la vez. Sirve para ordenar nuestra vida y planificar para que los proyectos y cosas a hacer salgan bien. Sirve además para defendernos contra los problemas y hasta contra las personas que nos quieran hacer daño.

Minerva, la sabiduría, es indispensable para vivir una vida mejor. La sabiduría es un saber y la inteligencia es el hacer buen uso de ese saber. Alguien podría saber algo, pero podría no darle el uso correcto a ese algo o podría hacer mal uso de ese algo. Tener un conocimiento sobre algo en particular es vital, pero si no se tiene la inteligencia necesaria para usar ese algo, entonces tal conocimiento de poco o nada sirve.

El verdadero sabio no solo sabe , si no que además es inteligente, es decir, sabe que hacer con el conocimiento que tiene. Por cierto que los sabios antiguos sabían profundamente sobre algo y fueron famosos precisamente or la sabiduría que tenían.


La verdadera sabiduría y la verdadera inteligencia tienen carácter divino o mejor dijéramos; Tienen carácter superior.  Eso es lo que representa que Minerva nace de la cabeza de Zeus, el Padre de los dioses.

Mito sobre el enfrentamiento entre Atenea y Poseidon: "Tiempo atrás, los atenienses levantaron una próspera ciudad y deseaban que algún dios los protegiera. Poseidón y Atenea querían ese honor y lucharon por él.Los atenienses sugirieron entonces para dirimir la disputa que la ciudad sería para aquel de los dos que les ofreciera el mejor obsequio. Poseidón clavó su tridente en una roca de la Acrópolis de la que brotó un manantial de agua salada que estuvo a punto de inundar la ciudad. Los atenienses protestaron diciendo que el agua estropearía sus ricas tierras de labranza y pidieron a Atenea que les ofreciera un regalo más práctico. Atenea golpeó la roca con su lanza y de inmediato brotó un olivo. Los atenienses vieron que de sus frutos obtendrían aceite para cocinar, para iluminar y para hacer perfumes, y pusieron su ciudad bajo la protección de la diosa. Atenea aseguró del olivo que "del que no solamente sus frutos serían buenos para comer, sino para aliviar sus heridas y dar fuerza a su organismo, capaz de dar llama para iluminar las noches..."
Mito sobre la manzana de la discordia y Atenea: "Cuenta la leyenda, que cuando Peleo y Tetis se casaron. enviaron invitaciones a la fiesta para todos los dioses . como no querían tener problemas en un día tan especial, decidieron que lo mejor sería no invitar a Eris, conocida como La Discordia.Eris se enojó tanto que se apareció en el banquete de bodas de todos modos. Furiosa se dirigió a la mesa donde se encontraban las diosas más hermosas: Hera, Atenea y Afrodita y arrojó ua enorme manzana con una inscripción tallada que decía: "Para la más Hermosa" .

Zeus, no quería tomar parte por ninguna de las diosas ya que sabía que por lo menos dos de ellas terminarían haciendo reclamos por su intervención o lo que es peor, enemistadas con él y decidió sacarse el problema de encima. No se le ocurrió nada mejor que enviar a las tres diosas ante el joven y hermoso Paris para que decidiera él. Una a una las diosas fueron desfilando ante él cubriéndolo de promesas. -Prometo darte poder y riquezas si me eliges- Dijo Hera. Atenea le prometió: -Si dices que yo soy la más bella, te otorgaré gloria en las guerras y fama por doquier-. Pero , la sensual Afrodita, que era muy astuta, le ofreció la mujer más hermosa por esposa y esto lo convenció definitivamente. Afrodita obtuvo la manzana de oro y de allí en más Hera y Atenea se convirtieron en sus peores enemigas. Afrodita , fiel a su promesa le ayudó a Paris a conseguir el amor de Helena, que se convertiría en el motivo de la famosa guerra de Troya." Hera dijo: Debe ser para mí. Pero al instante, Atenea y Afrodita también reclamaron la manzana y pusieron a Zeus como árbitro.

Fuentes: www.mitologia.info;  www.sobregrecia.com

Publicar un comentario

0 Comentarios