Subscribe Us

HISTORIA. Breve historia de Gibraltar

Batalla de Gibraltar (Óleo de Emgann Jibraltar, 1607)
EL PEÑÓN DE GIBRALTAR es un promontorio de piedra caliza jurásica de seis kilómetros cuadrados, formado por las conchas de diminutas criaturas marinas que compactaron, capa sobre capa, sobre el lecho marino hace unos 200 millones de años.  Hace entre 60 y 20 millones de años, el movimiento de las placas tectónicas de la Tierra elevó estas capas de roca a su posición actual, donde fueron moldeadas por el mar y el clima para dar a la Roca de Gibraltar la forma icónica que todos reconocemos hoy.


Varias cuevas están produciendo una rica evidencia arqueológica y paleontológica de sus primeros habitantes. Hasta la fecha, se han descubierto tres fósiles neandertales en Gibraltar.  El primero, Gibraltar 1 , fue el cráneo de una hembra adulta descubierta en 1848 por el capitán Edmund Flint en la cantera de Forbes. El segundo, Gibraltar 2 , fue el cráneo fragmentado de un niño descubierto en 1926 por Dorothy Garrod y el tercero fue el diente de leche canino superior derecho de un niño descubierto en la cueva Vanguard  en 2017 durante las excavaciones arqueológicas anuales de verano del Museo de Gibraltar.  

Estos hallazgos, junto con herramientas de piedra, huesos de animales sacrificados, conchas marinas carbonizadas y grabados en el suelo de la cueva, muestran que los neandertales vivieron aquí durante el Paleolítico Medio desde hace 127.000 años hasta hace 32.000 años, mucho después de que murieran en el resto de Europa.  

Detalle de la península de Gibraltar en la bahía de Algeciras.

Historia antigua 
Los barcos comerciantes fenicios y más tarde cartagineses hicieron uso de estas cuevas como lugares de culto.  Entre el 800 a.C. y el 200 a.C., regularmente dejaron ofrendas a sus dioses.  Entre las más preciadas estaban los escarabajos.  Se trataba de unas  representaciones pequeñas en pasta o vidrio.  En la parte inferior eran usualmente una representación de un animal, una persona o un dios.  Sus rutas comerciales se expandieron desde el mar Mediterráneo hacia el océano Atlántico.  Los romanos llamaron a la roca 'Mons Calpe', que junto con 'Mons Abyla' a través del Estrecho de Gibraltar en la costa del norte de África, formaron los dos pilares legendarios de Hércules

 Historia medieval y Reino de Castilla
En el 711 dC, las tropas bereberes del norte de África, bajo el liderazgo de Tarik ibn-Ziyad , desembarcaron al pie de la roca, poniendo en marcha la conquista musulmana de Iberia.  El nombre moderno de Gibraltar es una derivación del antiguo nombre 'Jebel Tarik', que significa Montaña de Tarik.  Además del breve período 1309-1333, los musulmanes ocuparon Gibraltar durante más de 750 años, hasta que fueron expulsados por los Reyes Católicos en 1462 durante la Reconquista.  Durante este período, la reina Isabel I de Castilla otorgó a Gibraltar su escudo de armas mediante un Royal Warrant aprobado en Toledo en 1502. En 1700, el rey de España, Carlos II de Austria, el Hechizado, moría después de una vida de sufrimiento, debido al padecimiento de todas las enfermedades conocidas y desconocidas hasta entonces. Todo ello reflejo de  varias generaciones de endogamias. Al fallecer sin descendencia, daba fin a la rama española de los Habsburgo, iniciada por Carlos I. Una situación que provocó la guerra de sucesión española, dejando como principal consecuencia la instauración de la Casa de Borbón en el trono de España. 

GIBRALTAR durante su captura por los británicos en 1704. Grabado del francés Pierre Aveline.

 Gibraltar británico 
Aprovechando este conflicto las fuerzas británicas y holandesas, bajo el mando del almirante Sir George Rooke y el príncipe George de Hesse-Darmstadt, respectivamente, capturaron Gibraltar en 1704.  Un intento español de volver a capturar la Roca entre 1704 y 1705 fracasó y la Corona española cedió Gibraltar a la Corona de Gran Bretaña "a perpetuidad" en virtud del Tratado de Utrecht en 1713. A pesar de la tregua, establecieron Asedio a Gibraltar nuevamente en 1727.  Los británicos continuaron mejorando y fortaleciendo las defensas, con los grandes bloques de piedra caliza blanca que conforman la mayoría de las murallas, bastiones y baterías de la ciudad que se atisban  aun en la actualidad. 

 Gran asedio (1779-83) 

El último asedio, conocido como el Gran Asedio (1779-83) , produjo la destrucción, a gran escala, de la ciudad por la artillería española y francesa.  La escasez de alimentos frescos y de cuidados sanitarios inadecuados provocaron la muerte de  más personas que por acciones del enemigo.  Sin embargo, a pesar de ser muy superados en número, las tropas británicas lograron dos éxitos notables.  En la noche del 26 de noviembre de 1781, una partida de 2.500 hombres allanó las líneas españolas avanzadas, matando gran cantidad de hombres, siendo un gran impulso para la moral británica.  En el gran ataque del 13 de septiembre de 1782, diez barcos españoles se acercaron a la Roca.  

Los artilleros situados en el recién construido King's Bastion, calentaron las balas de cañón hasta que estuvieron al rojo vivo y dispararon, destruyendo a los barcos, supuestamente indestructibles. Los británicos tenían entre 5.500 y 7.000 hombres y solo 96 cañones durante el Gran Asedio, y las fuerzas españolas y francesas eran 40.000 hombres y 246 cañones.  Como los británicos no se rindieron, las hostilidades finalmente cesaron en febrero de 1783, dando la victoria a los ingleses.

Defensa de Gibraltar por los ingleses frente al asedio español de 1779-1783, por John S. Copley. 1783. La conquista de 1704, realizada casi por accidente, terminó siendo una de las consecuencias más duraderas de la guerra de Sucesión. Foto: Bridgeman

 Base de la Marina Real 
Gibraltar ha sido un importante puerto de apoyo a la Royal Navy.   Con los avances en tecnología naval a finales del siglo XIX se construyó el  puerto de Gibraltar a prueba de torpedos y tres muelles secos, uno de los cuales se extendió para atracar al HMS Dreadnought, el mayor acorazado del mundo en 1906. Estas instalaciones demostraron ser esenciales para apoyar las operaciones navales en el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico durante la Primera Guerra Mundial.

Como ciudad de guarnición, Gibraltar británico siempre estuvo bajo el gobierno militar, pero en 1865 se designó a un grupo de Comisionados Sanitarios locales para mejorar las condiciones de la población civil, el primer paso hacia el autogobierno.  En 1921 se logró un paso más con la elección del primer Concejo de la Ciudad civil. 

La segunda guerra mundial y la evacuación. 
La Segunda Guerra Mundial produjo grandes trastornos en el peñón.  Aparte de los hombres en edad laboral, toda la población civil de Gibraltar, compuesta en su mayoría por mujeres, niños y ancianos, fue evacuada en 1940 a lugares tan diversos como Jamaica, Madeira e Irlanda del Norte.  Las ya extensas defensas se fortalecieron y se expandieron nuevamente con un enorme sistema de túneles construido para albergar una guarnición de 17,000 soldados dentro de la roca.  Toda la tierra excavada de estos túneles se echó en el mar para construir un pequeño aeropuerto, que aún está siendo utilizado.  

Al comienzo de la guerra, los aviones franceses e italianos de Vichy llevaron a cabo ataques aéreos en la Roca y los hombres rana italianos atacaron a los barcos con submarinos pequeños de dos hombres.  En noviembre de 1942, el general de los Estados Unidos Dwight Eisenhower usó Gibraltar como su base para apoyar la Operación Antorcha, la invasión aliada del norte de África.  Tras el éxito de esta operación, Gibraltar nunca fue atacado nuevamente, pero sigue siendo una base naval activa que apoya las operaciones en curso en la región del Mediterráneo. 

Bombardeo y desembarco. La conquista de Gibraltar por una flota angloholandesa, en 1704, se produjo tras intensos y desiguales combates entre unos cientos de defensores faltos de artillería y la poderosa escuadra aliada. El asalto a a plaza tuvo lugar el día 3 de agosto, tras un durísimo bombardeo desde el mar. Mapa: Institut Cartogràfic de Catalunya

 Desarrollo político 
En los años de la posguerra se construyeron viviendas para los evacuados que regresaban, el último de los cuales no regresó hasta 1951, once años después de que tuvieran que abandonar sus hogares.  En 1955 se creó un Consejo Legislativo y en 1967 los gibraltareños votaron en su primer referéndum de soberanía con el abrumador resultado de seguir siendo británicos (12.762 a 44).  En la Orden de Constitución de 1969, los poderes del Gobernador eran limitados y los Legislativos y los Ayuntamientos se fusionaron para formar la Cámara de la Asamblea (que se conocería como el Parlamento de Gibraltar por la Orden Constitucional de 2006).  Estos avances políticos forzaron las relaciones con España y en 1969 el general Francisco Franco cerró la frontera con Gibraltar y cortó todas las comunicaciones.  La frontera no se volvió a abrir completamente hasta 1985. En el último referéndum, realizado en noviembre de 2002, el pueblo de Gibraltar mostró nuevamente su deseo de seguir siendo británico por un margen abrumador.

La ONU define Gibraltar como un territorio pendiente de descolonización. A través de varias resoluciones, Naciones Unidas resalta la necesidad de llevar a cabo un proceso de descolonización en el Peñón. Así, en la resolución 2429, de 1968, se da a entender que debe realizarse mediante acuerdo entre Reino Unido y Gran Bretaña (“potencia administradora”), si bien no concreta el camino.

De manera general, la  ONU se refiere a las colonias como “territorios no-autónomos” e indica que éstos deben descolonizarse mediante tres vías: libre asociación, integración territorial e independencia. Llegados a este punto, la vía que más interesa a España es obviamente la de la integración territorial, mientras que Gibraltar optaría seguramente por la libre asociación, con Reino Unido, obviamente.


Fuentes: Historic UK, National Geographic, Visit Gibraltar, marcopolito 56

Publicar un comentario

0 Comentarios