Subscribe Us

CIENCIA. ¿Qué es el fenómeno de EL NIÑO?

Un mapa térmico que muestra las aguas más cálidas en el Océano Pacífico. 
Los científicos dicen que un evento meteorológico llamado El Niño puede causar condiciones meteorológicas extremas en todo el mundo. Un El Niño se produce cada dos o cinco años como parte de un ciclo natural de sobre-calentamiento de las aguas del Pacífico.


El Niño es causado por aguas más cálidas de lo normal (+0,5ºC o superior) en partes centrales del Océano Pacífico, entre América del Sur y Australia, generando un clima inusualmente cálido y tormentoso. El aire caliente del oeste sopla en el océano pacífico y lo calienta justo debajo de la superficie. Este agua más caliente puede conducir a ciertos patrones climáticos cada vez más probables. 

Si ocurre El Niño, existe la posibilidad de que India, Australia, Indonesia y Filipinas se enfrenten a condiciones más secas de lo normal. En Sudamérica, Perú y Ecuador se producen lluvias mucho más fuertes entre enero y mayo. En Estados Unidos es más probable un clima más húmedo de lo normal y tifones más intensos podrían golpear Japón y Corea del Sur.  Un fenómeno de El Niño ocurrido hace dos años estuvo relacionado con monzones en el sudeste asiático, sequías en el sur de Australia, Filipinas, olas de calor en Brasil y graves inundaciones en México.


Anomalías en la temperatura del agua del mar en el Pacífico (2016-2017). En color naranja el sobrecalentamiento observado con anomalías superiores a los 2ºC.

En Europa, El Niño puede traer una mayor frecuencia de altas presiones durante el verano, lo que llevaría a un clima más seco y más cálido.  El último mayor El Niño ocurrió en 1997/98 cuando las temperaturas de la superficie del mar en partes del Pacífico oriental central eran casi 4ºC más cálidas de lo normal. Se cree que esto ha contribuido a que 1998 sea uno de los años más cálidos registrados en el mundo. 


Las inundaciones son uno de los efectos más importantes provocados por El NIÑO. Agencia EFE

El Niño y La Niña son las fases opuestas de ENSO, que es la abreviatura de El Niño-Oscilación Sur. Operando en el Océano Pacífico tropical, ENSO es el patrón de clima natural más influyente de la Tierra. El Niño y La Niña alternativamente calientan y refrescan grandes áreas del Pacífico tropical, el océano más grande del mundo, lo que influye significativamente en dónde y cuánto llueve allí. La localización primaria del aire húmedo y ascendente (convección), sobre el agua más caliente de la cuenca, se centra sobre el Pacífico central o del este durante El Niño y sobre Indonesia y el Pacífico occidental durante La Niña. 


El último gran episodio de inundaciones en América del Sur y sequías en África y Asia provocadas por El Niño se registró en 2015-2016. NOAA/SCIENCE PHOTO LIBRARY

Como una roca en una corriente, esta reubicación interrumpe los patrones de circulación atmosférica que conectan los trópicos con las latitudes medias, y que a su vez modifican las corrientes de chorro de latitudes media. De esta manera, ENSO afectaría a la temperatura y la precipitación a escala global. 

A veces los vientos alisios se debilitan y atenúan la corriente fría de Humboldt, lo que hace que desde el otro lado del Pacífico, desde Indonesia y Australia, las aguas cálidas del océano lleguen a la costa suramericana entre Chile y el sur de Ecuador y desplacen las aguas frías de la corriente de Humboldt produciendo el fenómeno de El Niño. Como consecuencia, la zona convectiva del oeste del Pacífico empieza a trasladarse hacia el este y los vientos del oeste a extenderse hacia el Pacífico tropical central. La atmósfera y el océano continúan retroalimentándose de esta manera hasta que la célula de Walker se invierte. La pesca disminuye y el clima en la subregión cambia: llueve en los desiertos del Perú, aumentan las heladas y se reducen las lluvias en los altiplanos.



Actualmente es considerado como un fenómeno ocasional, irregular, aperiódico y de grandes repercusiones socioeconómicas en el mundo. Se presenta con variada intensidad, siendo los episodios de 1982-1983 y 1997-1998 los de más impacto en el siglo XX, hasta el momento.

¿Existe relación entre el cambio climático y El Niño?
Este es un punto que genera controversia. De lo que no hay ninguna duda es de que la temperatura media global ha aumentado debido a la actividad humana y sus emisiones de gases de efecto invernadero. Y algunos científicos encuentran una relación directa entre este calentamiento global y la intensidad de fenómenos climáticos como El Niño. Pero no hay suficientes estudios que corroboren esta afirmación.


Con independencia de su relación directa con el cambio climático, los expertos creen que los efectos de El Niño tenderán a intensificarse en los próximos años. Según el IPCC (Panel intergubernamental sobre el Cambio Climático) existe un nivel de confianza alto en que El Niño - Oscilación del Sur (ENSO) seguirá siendo el modo dominante de la variabilidad climática natural en el siglo XXI, con influencias globales, y en que es probable que se intensifique la variabilidad de las precipitaciones regionales que induce.

NOTA: Para estar informado sobre el estado actual de el fenómeno de EL NIÑO, consultar la página: https://www.cpc.ncep.noaa.gov/products/precip/CWlink/MJO/enso.shtml
Fuentes: NOAA Climate.gov ; ONU-WMO: https://public.wmo.int/en/media/press-release/wmo-update-50-60-chance-of-el-ni%C3%B1o-within-next-3-months

Publicar un comentario

0 Comentarios