Subscribe Us

VIDA SALUDABLE: El té matcha está de moda


El té matcha, que es una variedad del té verde muy conocida en Japón, está ganado popularidad en todo el mundo debido a su capacidad para ayudar a perder peso, reducir el estrés, estimular las defensas y reducir el colesterol. Esta variedad de té multiplica por 10 las propiedades del té verde convencional. Literalmente la palabra “matcha” significa “té en polvo” y como tal, este tipo de bebida procede de las hojas de té verde molidas. Mientras el té verde se infusiona en agua caliente, los polvos del matcha se añaden al agua caliente, por lo que conserva mucho mejor sus propiedades.


El té matcha es la hoja entera del té verde que tras un proceso especial de cultivo, recolección y secado, se muele para obtener un polvo fino y verde intenso que multiplica los beneficios del té verde. Un vaso de matcha equivale a 10 vasos de té verde en contenido en antioxidantes y valor nutricionalNo se trata de un producto nuevo. En China y Japón se lleva utilizando desde hace 2.500 años. Esta variedad de té es muy utilizada en Japón en gastronomía, tanto en la elaboración de dulces (pasteles, galletas, helados, etc.) como de salados (pasta, arroz, carne, etc.). Es el té que más se usa para la célebre ceremonia japonesa del té, que data del siglo XIV. Se utiliza para favorecer la relajación previa a la meditación, pero sin inducir el sueño.

Beneficios del té matcha
Este tipo de té se vende en forma de polvo, por lo que es una sustancia muy fina, a diferencia del té negro o los otros tipos de té verde que son vendidos en hojas secas y troceadas. Entre sus múltiples beneficios destacan los siguientes:

1. Ayuda en la pérdida de peso, ya que es un quemador de grasa, aumenta el metabolismo y quema calorías. Tiene propiedades termogénicas y promueve la oxidación de las grasas.

2. Reduce el colesterol y los triglicéridos

3. Reduce el nivel de azúcar en la sangre y no eleva los niveles de insulina ni la presión arterial. Ideal para personas diabéticas.

4. Calma y relaja, mejora nuestro estado de ánimo y ayuda en la concentración. Matcha es rico en L-teanina, un aminoácido que promueve un estado de relajación y bienestar. Relaja sin dar somnolencia y da energía sin agotar. Aunque contiene cafeína, las propiedades relajantes de  la L-teanina actúan como contrapeso a los efectos nerviosos de la cafeína.

5. Tiene un gran poder antioxidante, por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento y las enfermedades crónicas. Es rico en flavonoides, por lo que es una bebida  rica en antioxidantes, sobre todo por la presencia de las “catequinas del té”, que neutralizan la acción negativa de los radicales libres. Contiene más antioxidantes que el arándano.

6. Previene la retención de líquidos y ayuda a mejorar el tránsito intestinal gracias a su alta concentración en taninos.

7. Contiene un alto nivel de fibra dietética fácilmente absorbible, por lo que alivia el estreñimiento y estabiliza los niveles de azúcar en la sangre. Es rico en vitamina C, selenio, cromo, zinc y magnesio.

8. Es un desintoxicante eficaz y natural. Es más rico en clorofila que otros tés, el elemento que da al té su color verde, y que ayuda a eliminar del cuerpo toxinas, metales pesados, tóxicos, dioxinas y disruptores hormonales.

9. Ideal para combatir virus y bacterias que el cuerpo pueda adquirir. Contiene propiedades energéticas, reduciendo los excitantes del café y conservando los beneficios estimulantes.

10. Mejora la resistencia física y ayuda a mantener los dientes y encías saludables.

Algunas enfermedades en las que ha mostrado tener beneficios en su cura o prevención son las artritis reumatoide, las enfermedades cardiovasculares, las infecciones y el estreñimiento.


Cómo se prepara
Lo importante es tener el agua caliente en torno a 90 grados. Para ello, hay que calentarla hasta que hierva y esperar un par de minutos. Se junta en un bol con una cucharadita del té matcha en polvo, que se disuelve de una manera muy curiosa: se utiliza un batidor, llamado “chasen”, hecho con una rama de bambú que cortan en 80-10 hebras. Exige un movimiento de muñeca muy concreto, de derecha a izquierda. Esto consigue generar una espuma característica.

Lo ideal es tomarlo natural, sin ningún tipo de añadido, pero existen variantes que añaden por ejemplo leche, dando lugar al “matcha latte”. Tampoco se le añade azúcar (tal vez algún edulcorante natural), pero siempre es mejor de forma natural para que no pierda sus propiedades.


Lo curioso de este tipo de té es la versatilidad de su uso en la alimentación. Además de en infusión, el té matcha se utiliza también en platos dulces y salados, especialmente para dar color. Solo hay que probar a espolvorearlo en el bol de cereales, a incluirlo en los bizcochos, magdalenas, helados... y comprobar sus beneficios.



Publicar un comentario

0 Comentarios