Subscribe Us

EDULCORANTES ARTIFICIALES, ¿tóxicos para el sistema gastrointestinal?


Un reciente estudio, publicado en la revista Molecules,  realizado por investigadores de la Universidad Ben-Gurion de Israel y la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur ha demostrado que algunos edulcorantes artificiales, aprobados por la FDA (Agencia Federal de Alimentación de EE.UU.), son tóxicos para los microbios (microbiota) existentes en nuestro sistema gastro-intestinal.


El estudio indicó la existencia de toxicidad relativa en seis edulcorantes artificiales (aspartame, sucralosa, sacarina, neotame, advantame y acesulfame de potasio-k) y en diez suplementos deportivos que contienen estos edulcorantes artificiales. Las bacterias encontradas en el sistema digestivo se volvieron tóxicas cuando se expusieron a concentraciones de solo 1mg/ml de los edulcorantes artificiales antes mencionados.

El trabajo consistió en utilizar las propiedades bioluminiscentes de las bacterias E. coli, que se iluminan cuando detectan sustancias tóxicas y actúan como un modelo de detección representativo del complejo sistema microbiano.

Esta es una evidencia más de que el consumo de edulcorantes artificiales afecta negativamente a la actividad microbiana intestinal, pudiendo causar una amplia gama de problemas para la salud.

Los edulcorantes artificiales se utilizan en innumerables productos alimenticios y refrescos con un contenido reducido en azúcar. Muchas personas consumen este ingrediente añadido sin su conocimiento o sin prestarle demasiado atención. Además, los edulcorantes artificiales se han identificado como contaminantes ambientales emergentes, y se pueden encontrar en el agua potable y superficial, y en los acuíferos subterráneos.

Los resultados de este estudio podrían ayudar a comprender mejor la toxicidad relativa de los edulcorantes artificiales y el potencial de sus efectos negativos en la comunidad microbiana intestinal y también en el medio ambiente.

Además, el panel de bacterias bioluminiscentes empleadas en el estudio se podría utilizar como biomarcadores para la detección de edulcorantes artificiales en el medio natural.

Imagen: Monika Wisniewska.  Fotolia

Los edulcorantes artificiales usados para detectar la contaminación del agua
Cuando tomamos refrescos sin azúcar o se vierten los restos de alguno en el desagüe, es probable que no seamos conscientes de que esos líquidos llegan a la estación local de tratamiento de aguas residuales o al suelo. Esta práctica habitual puede conducir a la contaminación del agua, y todo gracias a una sustancia que se niega a descomponerse: la sucralosa

La sucralosa se convierte en un edulcorante artificial efectivo porque, a pesar de saber a azúcar, nuestro cuerpo no lo procesa como otros nutrientes. De hecho, pasa íntegra y directamente a través de nuestro sistema digestivo.

El propósito de tomar un edulcorante artificial es que nuestro cuerpo no lo reconozca como combustible, por lo que no lo usamos para obtener energía. Hemos visto que si lo pones en una planta de tratamiento de aguas residuales, no le altera porque los microorganismos no lo reconocen como alimento.

Esta es la razón por la que a los investigadores les gusta llamarlo "trazador", un compuesto abundante que no se degrada muy fácilmente. Por esta razón, los especialistas en calidad del agua pueden decir si las aguas residuales han llegado a los ríos y lagos naturales midiendo los niveles de sucralosaEs más fácil que, por ejemplo, tomar muestras del agua en busca de una gran cantidad de posibles contaminantes. Si detectan la sucralosa, saben si realizar una investigación más exhaustiva sobre la fuente y el alcance de la contaminación.

Los especialistas en tratamiento de aguas utilizan este método hasta ahora en EE. UU. y en Europa. La NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos) planea rastrear con la sucralosa para estudiar cómo el huracán Irma afectó los suministros de agua. Las primeras investigaciones apuntan a que la sucralosa representa poca amenaza para la vida silvestre expuesta a pequeñas cantidades. Si bien queda mucho por aprender sobre el impacto a largo plazo de la sucralosa en los humanos y los hábitats naturales.




Fuentes:
- https://www.scientificamerican.com/article/artificial-sweeteners-are-used-to-track-water-pollution/
- Dorin Harpaz, Loo Yeo, Francesca Cecchini, Trish Koon, Ariel Kushmaro, Alfred Tok, Robert Marks, Evgeni Eltzov. Measuring Artificial Sweeteners Toxicity Using a Bioluminescent Bacterial Panel. Molecules, 2018; 23 (10): 2454 DOI: 10.3390/molecules23102454

Publicar un comentario

0 Comentarios