Subscribe Us

TURISMO: escapada a Agolada (Pontevedra)

Esta villa del interior de la provincia de de Pontevedra, se encuentra situada en el centro geográfico de Galicia, entre el río Ulla, la sierra del Farelo y el río Arnego, formando parte de la comarca de Deza. Sus 24 entidades parroquiales están localizadas en un enclave que tiene la particularidad de unir las fronteras entre las provincias de A Coruña, Lugo y la propia Pontevedra.
El nombre de Villa de Agolada puede provenir del latín “aqua lata”, es decir, agua llevada. Su historia como entidad y Concello comienza a finales del siglo XVIII, concretamente en el año 1799. Sin embargo se conservan algunos restos de épocas anteriores, entre los que destacan el denominado Tesoro de Agolada, que en la actualidad se muestra en el Museo Provincial de Pontevedra y que consiste en una gargantilla y dos brazaletes de oro fechados en la Edad de Bronce (1800-1600 a.C.). También podemos visitar el Ponte Dos Cabalos, un puente que cruza el río Arnego y que está datado en torno al año 970, y algunos castros tradicionales como el Castro Marcelín (situado en la parroquia de Merlín), el Castro do Coto dos Mouros en Trabancas o el Castro de Vilela en Borraxeiros.


Iglesias románicas
Entre las numerosas construcciones románicas que proliferan en este municipio gallego y sus alrededores, vamos a destacar algunas que por su buen estado de conservación y su belleza merecen ser contempladas por los visitantes.


Iglesia de Ventosa, vista anterior

Iglesia de Ventosa, vista posterior
- La Iglesia de Ventosa, construida en el siglo XIII se conserva practicamente intacta y sorprende en su interior la tumba del abad Lope de Ventosa, única por su iconografía.
- La Iglesia de Ferreiroa, construida en el año 1030, se fue remodelando a lo largo del tiempo, por lo que su campanario es del siglo XIII y su campanario del siglo XVI.
- La Iglesia de San André de Órrea, unida en su origen al convento de monjas benedictinas situado en el mismo lugar. Distribuida en una sola nave con ábside semicircular dividida en cinco tramos. Destacan las figuras geométricas esculpidas en los capiteles de la puerta principal.
- La Iglesia de Borraxeiros: con influencias benedictinas conserva la estructura románica del siglo XII, así como parte de la fachada y las dos primeras secciones de la nave y algunos elementos ornamentales y columnas. La estatua en actitud de oración y la tumba que se encuentran en su presbiterio están datados en el siglo XIII.
- La Iglesia de Ramil: tiene vestigios prerrománicos y visigótico, provenientes del primitivo templo del que se conservan algunas ruinas en las cercanías. Fue erigido en el siglo XII aunque se añadieron  elementos góticos en capiteles interiores.


Iglesia de Borraxeiros

Os Pendellos
Datados en el siglo XVIII, fueron durante más de doscientos años un punto de encuentro comercial en el que tenía lugar una de las ferias más importantes de toda Galicia. En sus años de esplendor las principales mercancías que se ponían a la venta en sus calles eran las procedentes de la actividad ganadera y de trabajos artesanales. Sus particulares edificios están construidos en piedra y tienen un tejado curvo de arcilla sostenido por vigas de madera, principalmente de castaños. Sus muros con pocas ventanas, aislaban del frío del invierno y el calor del verano además de proteger su interior de robos y pillajes. Podemos distinguir tres tipos de Pendellos: los expositores, que servían para mostrar la mercancía y que generalmente eran alquilados a los comerciantes por dueños oriundos de la comarca; los comedores, en los que se realizarían reuniones y descansos de los comerciantes y en los que se ponía fin a la jornada; y los pendellos hospedaje o vivienda, en los que se alojaban trabajadores y vendedores.


Os Pendellos de Agolada

Hasta 1970 muchas de estas viviendas continuaron siendo vivienda principal, siendo restauradas algunas de ellas en los últimos años gracias a la intervención de asociaciones y entidades públicas.

Fuente: www.agolada.es

Publicar un comentario

0 Comentarios