Subscribe Us

Camino de Santiago Portugués por Galicia

El camino de Santiago histórico por Portugal, tiene su origen en los peregrinos portugueses que buscaron llegar a Santiago de Compostela por rutas del interior del país. Uno de los registros históricos de peregrinos que usaron este camino está en la biblioteca del Vaticano, en la que se halla el manuscrito del sacerdote italiano Juan Bautista Confalonieri, que realizó a caballo ésta ruta de peregrinación desde Lisboa a Santiago en la primavera de 1594. En la actualidad es la segunda ruta jacobea preferida por los peregrinos, tan solo por detrás del Camino Francés.
En territorio español, uno de los  puntos principales de partida del Camino Portugués, arranca desde Galicia en Tui, lugar al que llegaban  los peregrinos portugueses, para unirse a los españoles que optaban hacer el camino entre Ourense y Santiago por el “Camino de Santiago Sanabrés” o “Camino de la Plata de Portugal” y hoy es la ruta sobre la que se asiente el Camino de Santiago Portugués en Galicia, que en la actualidad goza de esplendidas infraestructuras y de una perfecta señalización.


Las Etapas del Camino
Son 5 las etapas en las que hemos dividido este recorrido por Galicia que parte de Tui y culmina en Santiago de Compostela. 120 kilómetros que nos llevarán por  localidades como Mos, Pontevedra, Caldas o Padrón, entre otras.

Etapa-1. De Tui  a O Porriño (13 km)
Arrancamos nuestro viaje en la localidad de Tui, donde además de poder disfrutar de su casco histórico, podremos visitar la Cárcel Vieja, la Catedral de Santa María y la Iglesia de San Bartolomé (uno de los santuarios más antiguos de Galicia).Terminada la visita buscaremos el camino de tierra que tiene detrás dónde nos encontraremos con la N-550, carretera nacional que nos acompañará de cerca en varios tramos de nuestro recorrido hacia Santiago.

Esta primera etapa transcurre por trazados suaves y bien señalizadas, empezando con el descenso hasta el río Miño, continuando en paralelo por su paseo fluvial en un paisaje fresco e idílico, que acompaña al peregrino entre viñas y bosques frondosos.  Pasado este primer tramo del recorrido conviene buscar una ruta alternativa a la habitual, que sólo aumenta el recorrido 500 m.  y que evita parte de carretera y el paso por un polígono industrial.

Llegando al pueblo de Virxe do Carmiño, nos encontraremos unos kilómetros de asfalto hasta llegar a Ponte de San Telmo o “Puente das Febres”. Desde aquí disfrutaremos de un recorrido con la frondosa vegetación del Río Louro, hasta llegar a Magdalena. Tomando la carretera de Rebadelouro llegaremos al primer pueblo del Concello de O Porriño: Orbenlle. La etapa puede acabarla aquí o seguir hasta Mos o Redondela.

En O Porriño el peregrino encontrará todos los servicios y un espléndido patrimonio cultural como por ejemplo “La Capilla da Vixse do Camiño”, “El Puente de San Telmo”, “La capilla de Santa María” o “La Fuente del Cristo”. 


Iglesia de San Bartolomé en Tui

Etapa-2. Desde O Porriño a Redondela (16 km)
En esta segunda etapa, al igual que en la anterior, no encontramos grandes dificultades ni desniveles. Tan sólo en el tramo que une la capilla de Santiaguiño con el albergue público de Mos, tenemos unos tres km. que alterna desniveles con llanos. A partir de ahí descenderemos sin esfuerzo entre paisajes preciosos que nos acercan hasta Redondela.
Dirección a Coto de Filgueiuras buscaremos la N-550 hasta el cruce de Mos. En Mos merece la pena hacer una pausa para conocer alguno de sus monumentos como la Iglesia o el Pazo, y seguir el tramo con mayor dificultad de la etapa: la subida al Santiaguiño.

Pasaremos por pueblos como Cabaleiros, A Pereira o Inxertado en un paseo donde se alterna la tierra con el asfalto, hasta llegar a Santiaguiño de Antas, donde podremos disfrutar su paisaje y visitar su interesante Capilla.


Pazo de los Marqueses en Mos

Saliendo del Santiaguiño nos toparemos con un “miliario”, piedra que los romanos usaban para informar de la distancias en sus vías, y que nos indica la distancia que nos queda hasta nuestro destino. Adentrándonos en el Concello de Redondela, descenderemos hasta el final de nuestra etapa avistando innumerables pueblos próximos entre sí, hasta que siguiendo las indicaciones del camino lleguemos a nuestro destino.

Ya en Redondela, además de pernoctar, podemos visitar sus puentes ferroviarios, el Pazo de los Marqueses de Mos, El convento de Vilavella, la Casa de la Torre, La Iglesia de Santiago, Los Jardines Alameda, además de disfrutar de toda la Ría desde el banco que el concello ha colocado en la parte más alta del municipio, y que ofrece una estampa del entorno inolvidable.

Etapa-3. Redondela – Pontevedra (19 km)
Abandonamos Redondela con la presencia de la capilla barroca de Santa Mariña  que nos acompaña mientras iniciamos el camino en paralelo a la N.550. A 3 km de recorrido nos encontramos con Cesantes, donde deberemos atravesar la nacional para seguir por carreteras comarcales hasta llegar a Arcade, pueblo turístico donde podremos ver su majestuoso Castillo, así como los jardines  de las camelias, donde podremos hallaremos hasta 500 especies distintas de esta flor.

Camino de Ponte Sampaio, salvaremos el río Verdugo, por un imponente puente de piedra, testigo de una de las más crudas batallas de la guerra de la Independencia en Junio de 1809. Seguiremos nuestro camino por el borde de la carretera hasta encontrarnos con el Pazo de Bellavista, divisando al frente el Ponte Nova. Tras pasar por la pasarela seguiremos por los restos de la antigua Vía Romana XIX, hasta llegar a Figueirido, donde las aguas naturales de su fuente, nos abastecerán de suministro para el resto de la jornada.

Desde aquí iniciaremos un descenso entre eucaliptos, castaños y robles hasta la Capilla de Santa Marta. En el cruce que nos encontramos de la carretera comarcal, tomaremos a la izquierda y enseguida podremos vislumbrar la ciudad de Pontevedra, que nos espera cargada de esplendor cultura y paisaje.


Puente Romano de Pontesampaio

Son visitas obligadas en la ciudad, “El Puente Romano de Pontesampaio”, “El Castillo de Soutomaior”, “La Plaza de la Peregrina”, “Las Iglesias de San Bartolomé y San Francisco”.
De Pontevedra a Caldas de Reis (19 km). Situados en la Rúa Real de Pontevedra y pasando la plaza de Celso Garía de Riega, abandonamos el casco histórico, para desviarnos a la izquierda dirección a Ponte do Burgo.

Tras cruzar el río Lérez, continuaremos de nuevo por el arcén de la carretera hasta llegar al núcleo urbano de Alba y a la capilla de San Cayetano. A partir de aquí, disfrutaremos de la naturaleza gallega en todo su esplendor bajo la sombra de robles centenarios, hasta llegar a Pozo Negro. Tras cruzar la vía férrea, un desvío nos llevará hacia Portela, y posteriormente seguiremos hacia Valbón, donde podremos apreciar un curioso cruceiro en cuyo fuste el Apóstol indica el camino a seguir. Retomaremos la naturaleza rodeados de campos de maíz, viñedos y el sonido del río Agra que nos da la bienvenida al Concello de Portas. Pasaremos también por la pequeña aldea de Barosa, Briallos, la capilla de Santa Lucía en Arcos da Condesa o Tivo, antes de llegar a nuestro destino.


Castillo de Soutomaior

A tan sólo 2 km, llegamos a Caldas que nos recibe con la Iglesia de Santa María como tarjeta de presentación. Esta iglesia de estilo románico, fue construida sobre otra que fue destruía por el mismo Almanzor. Adentrándonos en el casco histórico por la rúa Real, llegamos al puente sobre el río Bermaña, justo al lado del albergue de peregrinos.

Caldas tiene sus orígenes en el asentamiento de una tribu indígena de cultura castreña, que llegaron aquí atraídos por los manantiales de agua termal de la zona, y desde entonces  su historia queda vinculada al termalismo. Curiosidad añadida es el origen del calificativo de “Reis”. Se debe simplemente, a que en esta villa vió la luz Alfonso de Borgoña, hijo de Urraca I de León y Castilla. Destacan en la ciudad, “La Iglesia de Santo Tomás” situada en un precioso jardín, La Iglesia de Santa María, La del Santo André de César, La Fuente de las Burgas,  El Puente de Bermaña, El Puente de Segade, o la Cascada y paseo Segade, entre otros.


Puente de Bermañana en Rei

Etapa-4. Caldas de Reis – Padrón (17 km)
Saliendo de la ciudad por la rúa San Roque, buscaremos de nuevo la N-550 y enseguida nos adentraremos por una senda rural por la que discurriremos 5 km, hasta acercarnos a la parroquia de Carracedo.

Dejando atrás la iglesia de Santa Mariña, buscaremos de nuevo la carretera nacional rumbo a Valga. Cruzando el río Louro y despues de superar la autopista, bajaremos paralelos al río Valga por el monte Albor hasta San Miguel de Valga. Continuaremos descendiendo hasta Condite, y un km adelante nos encontraremos en el barrio de Infesta, donde el peregrino podrá degustar los platos propios de la zona en el restaurante creado por la Asociación de Amigos del Camino “A Mesa da Pedra”, donde cada comensal abona según su voluntad.

Seguiremos la ruta hacia Pontecesures, donde se puede visitar la Iglesia de San Julián, pasada la cual y situados en el mirador, tomaremos la indicación  que marca hacia la derecha, que después de 3 km nos sitúa en el albergue de Herbón. Este convento de finales del siglo XIV está regentado por la orden franciscana, y fueron estos religiosos los que trajeron de las Américas allá por el siglo XVI los famosos pimientos de Herbón o de Padrón. Desde aquí continuaremos hacia Padrón por una carretera que pasa entre invernaderos y que tras cruzar la AC-242 nos acerca hacia la Casa-Museo de Rosalía de Castro y nos sitúa en la Avenida de la Estación, desde donde llegaremos sin problemas al centro histórico de Padrón.

Son visitas recomendadas en el Padrón, El convento de San Antonio, La Iglesia de Santa María, El puente y la Iglesia de Santiago, El convento del Carmen o El Espolón, entre otras.


Convento del Carmen en Padrón

Etapa-5. Desde Padrón a Santiago de Compostela (22km)
Este recorrido que transcurre casi en su totalidad por la provincia de A Coruña es un paseo entrañable que nos dará a conocer aldeas y barrios que también recorrieron los discípulos de Santiago llevando sus restos.

Saldremos de Padrón en busca del río Sar, cruzando su puente para volver por la Iglesia de Santiago. Ya en el Espolón nos dirigiremos a la rúa Murgarán para después tomar a la derecha por la rúa Corredeoira da Barca y Dolores. Cruzando de nuevo el río, entraremos en Iria Flavia, comarca dependiente del Ayuntamiento de Padrón, y donde, según la tradición, el Apóstol Santiago pisó territorio español por primera vez. También se cuenta que fue aquí donde sus discípulos arribaron en una barca de piedra, que amarraron en un “pedrón”, que hoy se encuentra en el altar de la Iglesia de Santiago de Padrón. De ahí el nombre actual de Padrón.

Buscaremos a continuación el encuentro con la N-550 y la Vía Férrea, que tras cruzarla nos llevará al encuentro de numerosas aldeas y barrios. A la altura de Vilar, buscaremos entrar en A Escravitude, donde podremos visitar su Santuario, construido en el siglo XVI sobre la denominada “Fonte Santa”, cuya aguas, según la leyenda, curaron de “hidropesía” a un peregrino que se dirigía a la ciudad compostelana.

Tomaremos el desvío a Cruces, y un poco más adelante enlazaremos con la N-550 a la altura de A Picaraña.  Llegando al área de servicio, nos desviaremos a la izquierda hacia Faramello y Teo. Desde aquí arrancamos una etapa dura del camino, donde por sendas ascendentes llegaremos a Rúa de Francos. Por un pequeño desvío podemos visitar Castro Lupario, emplazamiento que se cree fue capital de los Amaecos.


Detalle interior, Catedral de Santiago

Volviendo al camino, cruzaremos de nuevo las vías del tren para llegar a Osebe y al Camino del Río Tinto hasta Pedreira. La entrada a O Milladoiro nos obliga a  pasar por un aserradero próximo a Grela y superar el “barrio dormitorio” de Santiago. Desde aquí entramos de nuevo en una zona arbolada antes de situarnos en el alto de Agro dos Mosteiros, desde donde divisaremos la figura de la Catedral en todo su esplendor.

Todavía tendremos que bajar hasta Rocha Vella y cruzar a la altura de Ponte Vella el río Sil, hasta Conxo. Finalmente siguiendo por la rúas de Sánchez Freie, García Prieto, la Avda de Rosalía de Castro y la de Juan Carlos I, llegaremos al parque de la Alameda, desde donde podremos acceder a la Porta Faxeira, la cual nos llevará al casco histórico de la ciudad y a la Catedral de Santiago de Compostela, nuestro destino.

De Santiago, merece la pena conocer, además de su catedral, el Monasterio de San Martín Pinario, Santo Domingo de Bonaval, El Mercado de Abastos y El Hostal de los Reyes Católicos.


Mapa de la ruta por carretera


Fuentes: www.vivecamino.es; www.pilgrim.es  

Publicar un comentario

0 Comentarios