Subscribe Us

Ruta de Fernán González: un viaje a la cuna de Castilla

Claustro del Monasterio de Santo Domingo de Silos
Fernán González es uno de los personajes clave de la historia de la España Medieval y verdadero símbolo histórico de Castilla (más incluso que el legendario Cid). Primer conde independiente de Castilla, su vida transcurrió en el siglo de mayor poder de Al-Andalus, el que protagonizó el califa de Córdoba, Abderramán IIIFernán González fue señor del Condado de Lara, un territorio montañoso del este de la provincia de Burgos que no fue islamizado (aunque sí atacado en varias ocasiones por los árabes) y que fue uno de los grandes bastiones de la avanzadilla castellana en su resistencia y reconquista. Toda esta comarca está ligada a la vida y avatares del "Buen Conde".


Del siglo X quedan fundaciones monásticas y algunas iglesias y ermitas y de siglos posteriores un románico esplendoroso propio de un territorio tan histórico e influyente. Esta ruta de puede hacer desde Burgos o desde Lerma y es ideal para una escapada de fin de semana. Tomamos, pues, camino al corazón de la comarca de la Tierra de Lara


Mapa de la ruta desde la localidad de Lerma

QUINTANILLA DE LAS VIÑAS
A pie de la Peña de Lara, en cuyo extremo se encuentran los restos del Castillo de Lara, que vio nacer a Fernán González,  se asienta la Ermita de Quintanilla de las Viñas o de Santa María, resto de una iglesia visigoda de fines del siglo VII, reducida hoy a la cabecera de planta cuadrada y nave del crucero, que posee una extraordinaria decoración de relieves en el exterior y en los capiteles del interior.


Ermita visigoda de Quintanilla de las Viñas
Lo que hoy contemplamos no es sino una parte del templo primitivo integrada por la capilla mayor formando un ábside rectangular y el transepto. El conjunto respondería al esquema basilical, si bien con los añadidos de la nave transversal podría igualmente tenerse por una disposición en cruz latina. Esta ornamentación interior de Santa María es célebre por la presencia de unos bajorrelieves que se caracterizan por su aspecto casi de grabados, inscritos en un marco de piedra; representan temas historiados y se distinguen por el expresionismo de que aparecen dotadas las proporciones de los personajes y que entroncan no sólo con San Pedro de la Nave, sino con toda la iconografía de los manuscritos mozárabes y son un anuncio del arte románico. El estilo decorativo de la iglesia de Santa María, es absolutamente lineal; las figuras están de frente y recortadas en un solo plano sobre un fondo profundo, pero sin planos interiores.


Detalle interior ermita de Quintanilla de las Viñas (Flickr)

MONASTERIO SAN PEDRO DE ARLANZA
Desde Hortigüela tomaremos la carretera que se dirige a Covarrubias pasando por el bello Cañón del Arlanza para llegar a las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza, donde contemplaremos los restos de su iglesia, la torre, el claustro y demás dependencias monacales. El Río Arlanza rodea las ruinas del histórico Monasterio de San Pedro Arlanza, testimonio artístico del románico. Fundado y dedicado por El Conde Gonzalo Téllez y su esposa Doña Lambra, a San Pedro, el 12 de enero del año 912.


Cañón del río Arlanza

Renovado en el siglo XVII y XVIII en su doble claustro, y dependencia de hospedería, pero no escapando de la terrible desamortización. La Iglesia muestra la planta del templo románico y en el exterior se aprecia influencia del románico tardío.


Monasterio de San Pedro de Arlanza
Monasterio de San Pedro de Arlanza

COVARRUBIAS
Tras un agradable recorrido por las riberas del Río Arlanza llegaremos a Covarrubias. El recinto urbano, con restos de las viejas murallas, tiene un singular interés y es uno de los mejores exponentes de la arquitectura popular castellana, debiendo ser recorrido con detalle. Visitaremos la Excolegiata de San Cosme y San Damián, con claustro del siglo XVI y un muy interesante museo que alberga piezas de excepción como el Tríptico de la Adoración de los Reyes Magos. Deberemos visitar también la Iglesia de Santo Tomás, el Torreón de Fernán González, el Arco del Archivo del Adelantamiento de Castilla –donde se encuentra la oficina de turismo.


Vista panorámica de Covarrubias
Caserío típico de Covarrubias
Destacan sus plazas y espacios del casco antiguo, la Plaza de Doña Sancha, Doña Urraca, Rey Chindasvinto y Obispo Peña. En su arquitectura urbanística destaca la madera acompañada de barro o piedras, típicas casas serranas de Castilla, típicos, también, sus balcones bolados y protegidos por cubierta.


Torreón de Fernán González. (Efetur)
MURALLAS SIGLOS X-XIII. La muralla debió tener tres puertas, la correspondiente a la entrada por el puente perduró hasta 1888, y está representada en el escudo de la Villa. Se conservan aun algunos restos del antiguo recinto amurallado situado junto al río. El Dr. Divino Vallés mandó derribar las murallas en el siglo XVI para airear la villa y combatir la peste que asolaba la región.
EX COLEGIATA DE SAN COSME Y SAN DAMIÁN. El actual templo es del siglo XV, posee tres naves y cuatro capillas, un bello claustro del siglo XVI, un órgano del siglo XVII -el más antiguo de castilla que sigue sonando- y magníficos altares barrocos del siglo XVIII.
SANTO DOMINGO DE SILOS
Tras visitar Covarrubias tomaremos la carretera que se dirige a Santo Domingo de Silos. En Santibáñez del Val cogeremos el desvío hacia Barriosuso para visitar la Ermita Mozárabe de Santa Cecilia cuya construcción básica se puede fechar en el siglo X y el atrio de cinco arcos en el siglo XII. De nuevo en la carretera general llegaremos a Santo Domingo de Silos. Tras recorrer su interesante núcleo urbano, con restos de la muralla del siglo XII, y visitar el Museo de Sonidos de la Tierra, debemos dirigirnos al Monasterio de Santo Domingo.


Vista aérea del Monasterio de Santo Domingo de Silos. - Foto: Eduardo Margareto (ICAL)

El Monasterio Benedictino de Santo Domingo de Silos, de origen visigodo, encierra una de las joyas señeras del románico mundial: el claustro monacal. El piso bajo, el más importante, es de fines del siglo XI y principios del XII. Posee capiteles de temas orientales y califales españoles de gran belleza y perfección artística sobre dobles columnas. En los ángulos, ocho magníficos relieves desarrollan escenas de la vida de Jesucristo y en el techo, un artesonado mudéjar del siglo XIV muestra escenas de la vida medieval. Además de la originalidad de sus dos pisos, las arquerías están repletas de capiteles historiados donde el bestiario fantástico y las escenas bíblicas se combinan armoniosamente. Pero lo más valioso son los ocho relieves dispuestos en las esquinas del cuadrilátero que representan algunos de los misterios más trascendentes del Cristianismo.


Vista interior, desde los jardines, del Monasterio de Santo Domingo de Silos
Claustro del Monasterio de Santo Domingo de Silos (Burgos), La duda de santo Tomás (s. XI)
LA YECLA
En las peñas de Cervera, entre las localidades de Santo Domingo de Silos y Caleruega, se encuentra el Desfiladero de La Yecla en pleno Espacio Natural de la Yecla y los Sabinares del Arlanza. La acción erosiva que durante años ha hecho el arroyo Del Cauce, ha moldeado esta estrecha y profunda garganta que puede ser recorrido en su totalidad a través de una estrecha plataforma. El recorrido es de unos dos kilómetros.



La espectacularidad del itinerario nos invade en todo momento. Los saltos de agua que el arroyo realiza en su curso por el desfiladero, sus abruptas paredes, nos obligan a contorsionarnos para pasar en algunas zonas. El desfiladero se puede recorrer en cualquier época del año, si bien es más impresionante cuando el caudal del arroyo es de cierto nivel.



CASTRILLO DE SOLARANA
Nos dirigimos hacia Lerma, visitando en Castrillo Solarana su Iglesia de San Pedro que posee un interesante ábside románico.  En 2003 es declarada como Bien de Interés Cultural, con categoría de Monumento. 


Iglesia de San Pedro en Castrillo de Solarana
Se trata de una iglesia construida en tres etapas. La más antigua e importante corresponde al s. XIII y de ella se conserva un ábside y una portada. El ábside es de una sola nave y está ricamente decorado con columnas y arcos ciegos. Igualmente, la portada románica posee una decoración geométrica y vegetal.


Detalles de la decoración en arcos y capiteles


LERMA
La Villa Ducal de Lerma es el fin de esta ruta. Lerma alcanza su esplendor a partir de su elevación a la categoría de ducal y convertirse en cabeza de los territorios de la Casa de Francisco Gómez de Sandoval y Rojas, que por ser valido de Felipe III, rigió los destinos del país entre 1598 y 1618. Es ahora cuando se realizan los monumentos que dan a Lerma su carácter singular y lo definen como ejemplo urbanístico de siglo XVII único en España. El traslado de la corte española a Valladolid en 1601 fue decisivo para que el Duque de Lerma concibiera la idea de crear una corte propia en su villa, para restringir aún más el núcleo cortesano alrededor de Felipe III, que mostraba escaso interés y poca capacidad por los asuntos políticos y de gobierno.

Palacio Ducal de Lerma y Plaza Ducal
Veinte años se mantuvo el Duque de Lerma como privado del rey. Durante este período Lerma se vio engrandecida y favorecida. Bajo su patrocinio, entre 1600 y 1617, se erigió uno de los conjuntos histórico-artísticos mejor conservados de España, de estilo herreriano. En él intervinieron los mejores arquitectos reales de la época, Francisco de Mora, Juan Gómez de Mora, y Fray Alberto de la Madre de Dios.


ARCO DE LA CÁRCEL (Lerma). En el siglo XI el pequeño caserío se amuralla, disponiendo de cuatro puertas de entrada, de las que se conserva el llamado Arco de la Cárcel, puerta principal de la antigua muralla medieval.
Lerma se convirtió en Corte de Recreo, adonde acudían personajes relevantes y artistas (Góngora, Lope de Vega...), y se celebraban fiestas y banquetes en honor de los reyes de España. En Lerma nació el séptimo hijo de Felipe III, la Infanta Margarita, que fue bautizada con pompa y solemnidad en el Convento de las Clarisas

Destacan el imponente Palacio Ducal, convertido hoy en Parador de Turismo y la gran Plaza Ducal, en origen totalmente porticada. La Iglesia Colegial de San Pedro del siglo XVII, en cuyo interior encontramos bellas obras artísticas como la estatua orante en bronce dorado del arzobispo Cristóbal de Rojas y Sandoval; el Arco de la Cárcel y la Ermita de la Piedad, y el conjunto conventual promovido por el Duque: el Monasterio de San Blas, el Monasterio de la Madre de Dios, el Monasterio de la Ascensión de Nuestro Señor, el Exconvento de Santo Domingo, el Exconvento de Santa Teresa y el Exconvento de San Francisco de los Reyes.


Iglesia Colegial de San Pedro de Lerma (1613-1617).


Fuentes: https://www.arteguias.com; http://www.terranostrum.es/; http://www.turismoburgos.org/;  http://www.turismo-prerromanico.com/; https://www.turismocastillayleon.com

Publicar un comentario

0 Comentarios