Subscribe Us

¿Qué es un déjà vu?


Muchos de nosotros hemos tenido alguna vez la sensación de encontrarnos en una situación o con alguna persona que nos resulta tan familiar, tanto como que creemos que esa realidad ya la hemos vivido sin recordar, ni cómo ni cuándo. Es el fenómeno conocido como “dejà vu”, una sensación que se vive de forma inexacta, sin ninguna evidencia explícita de que esa realidad se hay experimentado anteriormente, pero tremendamente próxima. En definitiva es tener la fuerte sensación de que un evento o experiencia que se vive en la actualidad se ha experimentado en el pasado. 


Los científicos rechazan la explicación de “déjà vu” como "precognición " o "profecía", sino más bien lo explican como una anomalía de la memoria, analizado como el echo de que la diferencia entre una experiencia vivida o no, está en que se recuerde. Está aceptado de que la sensación de déjà vu, es un ilusión de la memoria que proviene de una actividad anómala de las estructuras relacionadas con la memoria del lóbulo temporal medial.

El fenómeno “jamais vu” está considerado como lo contrario de “déjà vu, es decir, la intensa sensación de que las algunas circunstancias  que vivimos son nuevas y extrañas, a pasar de tener evidencias objetivas de que ya han sido experimentadas anteriormente.
Ambos fenómenos de alteración de la sensación de familiaridad o desrealizaciones se producen por la afectación del mecanismo neurobiológico denominado “preferencia por la novedad”.
Mediante este mecanismo de supervivencia esencial conservado en la evolución de los mamíferos, conseguimos detectar y reaccionar a estímulos novedosos, en contraposición a estímulos habituales, y así, logramos adaptarnos a nuestro entorno con mejor oportunidad y mayor rapidez. Pero el mecanismo no es tan sencillo. Una serie de estudios han puesto en evidencia, que tanto la información novedosa, como la información de familiaridad son procesados de forma independiente en el sistema de memoria del lóbulo temporal medial, con una contribución muy importante de áreas del tronco cerebral (mesencéfalo), que modulan los sistemas de recompensa.

Aunque hay estudios que indican que el “déjà vu” es también común en individuos sanos (entre el 31% y el 96% de las personas encuestadas  admiten haber vivido esta sensación alguna vez en su vida), en humanos, las respuestas inapropiadas de los circuitos que gestionan la respuesta a la novedad se asocian con una serie de trastornos neuropsiquiátricos y del neurodesarrollo del cerebro.

La memoria del reconocimiento es la que nos permite comprender que aquello que estamos experimentando en un momento determinado ya lo hemos experimentado en una ocasión anterior, como cuando reconocemos a un amigo por la calle o escuchamos nuestra canción favorita por la radio. El cerebro fluctúa entre dos tipos de reconocimiento de la memoria: la recuperación y la familiaridad.
Un estudio reciente publicado en “Nature Neuroscience”, aporta nuevos datos que nos ayuda a conocer de qué manera diferenciamos lo novedoso y extraño de lo conocido y familiar. En experimentos realizados con ratas se han explicado los mecanismos y los circuitos por los que la novedad se convierte  en algo familiar (1). Lo primero que se ha evidenciado es que la novedad y la familiaridad discurren por vías neuronales diferentes, superponiéndose parcialmente en el núcleo interpenducular del mesencéfalo, para potenciar “la preferencia por la novedad”.

El núcleo interpenducular, se ve progresivamente activado cuando  los estímulos novedosos  van convirtiéndose en  familiares, después de la exposición a ellos en varias ocasiones. Estos hallazgos tienen profundas implicaciones para comprender y tratar los trastornos neuropsiquiátricos en los que el procesamiento de la novedad y la familiaridad se ven comprometidos.

Una mejor comprensión de cómo los circuitos del cerebro medio interactúan con los circuitos del cerebro anterior, podría ayudar a explicar las diferencias de prevalencia humana en distintas patologías entre ”déjà vu” y “jamais vu”.  Trabajos futuros podrían desarrollar otras bases neuronales de los trastornos neuropsiquiátricos mediante la explicación de la desregulación de la novedad, el procesamiento de la familiaridad y otros síntomas que implican la sensación de desprendimiento de un entorno familiar.


Fuentes: 
(1)Molas S et al. A circuit-based mechanism underlying familiarity signaling and the preference for novelty. Nat Neurosci. 2017;20:1260–1268.

Internet: http://www.nature.com/doifinder/10.1038/nn.4607

Publicar un comentario

0 Comentarios