Subscribe Us

Mundo Animal: El declive del Jaguar

Fuentes: Universidad de Carolina del Sur, Museo de Historia Natural de París, Panthera y NGM
El jaguar es una especie monolítica (carece de subespecies), lo que significa que todas las poblaciones están conectadas mediante la migración y la reproducción. Garantizar que en toda América existan vínculos entre las poblaciones nucleares de estos sigilosos cazadores, reacios a atravesar zonas que no les resultan familiares, será esencial conforme su territorio natural experimente la creciente fragmentación inherente al desarrollo humano.


El conflicto entre humanos y jaguares es directamente proporcional a la expansión urbana y el desarrollo del territorio. Cuando sus presas habituales desaparecen, estos grandes felinos suelen atacar al ganado, y muchas veces eso les cuesta la vida. El mercado de dientes y huesos de jaguar, muy buscados para la bisutería y los remedios tradicionales, agrava su vulnerabilidad.
Los jaguares tienen la mordida más potente, en proporción a su tamaño, de todos los grandes felinos. ágiles cazadores tanto en tierra como en el agua, y con unas mandíbulas que cortan con facilidad el hueso, estos animales pueden dar cuenta de presas acorazadas, desde armadillos hasta caimanes.
Este esquivo depredador americano es venerado como un símbolo espiritual. Hoy, este félido se enfrenta a peligros que podrían convertir su imagen en un mero recuerdo. De los conservacionistas que veneran el poder y la elegancia del jaguar depende que su hábitat natural se mantenga indemne.


Publicar un comentario

0 Comentarios