Subscribe Us

ANIMALES CURIOSOS: El pez arquero


En opinión de ictiólogos alemanes, los peces arqueros son mucho más adaptables y hábiles tiradores de objetivos de lo que se pensaba anteriormente. El pez arquero tiene una curiosa forma de atrapar a sus presas, lanza un potente chorro de agua que hace caer a sus víctimas al agua.


El pez arquero es una familia pequeña (Toxotidae) de peces que comprende un género y siete especies. Se pueden encontrar en aguas salobres de estuarios y manglares desde la India hasta las Filipinas, Australia y la Polinesia. Estos peces exhiben la notable habilidad para cazar insectos y otros pequeños animales terrestres disparando chorros de agua dirigidos con precisión que golpean a la presa y la hacen caer sobre la superficie del agua. 
Pueden derribar a sus presas a 3 metros por encima de la superficie del agua.
Ahora, ictiólogos alemanes de la Universidad Bayreuth  descubren que el pez arquero puede controlar activamente la hidrodinámica de sus chorros de agua. Mediante el uso de peces arqueros  específicamente entrenados (Toxotes jaculatrix), los científicos pudieron monitorizar varios aspectos de la producción y propagación de tales chorros en el momento en que los peces los lanzaban.

Los experimentos mostraron que el tiempo necesario para preparar la masa de agua de un chorro no es fijo. Por el contrario, el pez arquero hace ajustes para asegurarse de que se forme una buena gota de agua justo antes del impacto. Sorprendentemente, los peces logran esta eficacia modulando la dinámica de los cambios en la sección transversal de su boca abierta.

Pez arquero (Toxotes jaculatrix) dispara un chorro de agua hacia un insecto. Foto: Ingo Rischawy / Schuster lab / Universidad de Bayreuth.
Los ajustes de tiempo que debe hacer el pez arquero para golpear con fuerza a sus objetivos en un rango extendido son comparables a la exclusiva capacidad humana de realizar lanzamientos poderosos. Es razonable pensar que el mecanismo que usan los peces para controlar el agua con tanta precisión también pueda encontrar aplicación en las boquillas fabricadas por los humanos.
El estudio descubrió que el pez arquero con franjas podría entrenarse para alcanzar objetivos en movimiento con una tasa de precisión superior al 50%. 
Según este estudio, la capacidad para alcanzar objetivos móviles es una habilidad compleja que los peces arqueros adquieren de jóvenes en un proceso de aprendizaje junto a  otros miembros.  El estudio concluyó que los peces podrían disparar con mayor precisión después de observar a otros peces “practicando el tiro en la escuela”.

Publicar un comentario

0 Comentarios