Subscribe Us

ANIMALES CURIOSOS: El Pangolín


Existen animales extraordinarios sobre la faz de la tierra, criaturas que, además de presentar una estética singular, son ejemplo de una adaptación brutal al medio en el que han de desenvolverse. Un ejemplo claro de esto es el pangolín.

Este mamífero placentario con el cuerpo cubierto de escamas, se alimenta principalmente de termitas, para lo cual ha desarrollado una larga lengua pegajosa, y su boca, carece por completo de dientes. Sus escamas le sirven como mecanismo de defensa, pues cuando es atacado, tiende a hacerse una bola para protegerse con su dura piel. Su nombre viene del Malayo peng-goling (el que se enrolla).


Se estima que más de un millón de pangolines se comercializaron ilegalmente entre 2007 y 2017, convirtiéndolos en los mamíferos más comercializados del mundo. Son tímidos, sin dientes, en su mayoría nocturnos, y se quedan inmóviles cuando tienen miedo. Cubiertos por una dura armadura de escamas de queratina que representan un 20% de su peso.


Los pangolines poseen una herencia evolutiva única, habiéndose separado de otros mamíferos mientras los dinosaurios todavía caminaban la tierra. Hay cuatro especies en África y cuatro en Asia; todos son ahora vulnerables a la extinción y dos están en peligro crítico.

Su dieta está basada en insectos, a los que detecta gracias a su extraordinario olfato, algo que hace durante las noches, pues es un animal eminentemente nocturno.  Respecto a su sociabilidad, son animales nómadas, solitarios y esquivos respecto a otros animales, especialmente con el hombre.

Su hábitat se da en los bushlands, los bosques del centro de África y las sabanas, y el pangolín asiático habita entre Borneo hasta Pakistán. Suelen vivir en madrigueras que cavan en el suelo, utilizando sus potentes garras que pueden llegar a romper una pierna humana. 


Podemos destacar las siguientes singularidades:

- Los pangolines se alimentan de hormigas y termitas. Por ello tienen un cuerpo adaptado para comer miles de ellas. Un pangolín adulto puede comer unos ¡70 millones de hormigas cada año!
- La lengua de este animal puede llegar a medir más que el propio tamaño de su cuerpo. Es una “herramienta” perfecta para cazar a las hormigas y termitas en sus nidos.
- Los pangolines mojan su lengua con una saliva especial que funciona como “pegamento de hormigas”, todas las hormigas que son tocadas por su lengua, se quedan pegadas a ella hasta que vuelve al estómago.
- Los pangolines no tienen dientes ni mastican, en su lugar se tragan unas pocas piedras y con ellas y los movimientos de su estómago son capaces de “triturar” a las hormigas.
- Pueden cerrar sus orejas y su nariz para que no puedan meterse insectos por ellas cuando están “cazando”
-  Los pangolines tienen una vista muy pobre, pero cuentan con un excelente sentido del olfato.
- Los pangolines segregan un ácido fétido parecido al de las mofetas por unas glándulas situadas cerca de su ano. Lo utilizan tanto para marcar territorio como para ahuyentar a sus atacantes.

- Las crías de pangolín son transportadas por sus madres en la cola.


Publicar un comentario

0 Comentarios