Subscribe Us

Soluciones terapéuticas para la esclerosis múltiple


La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que no tiene cura. No obstante, existe tratamiento tanto a nivel terapéutico como de rehabilitación, siendo importante que los terapeutas tengan en cuenta los avances en el área y no olviden la importancia de personalizar el tratamiento de cada persona.
En términos convencionales, los tratamientos para esta patología (aunque sin causa definida), se centran en la relajación y el alivio de los síntomas. Aunque existen varias opciones disponibles, se utilizan generalmente:

- Corticoides (para controlar los niveles inflamatorios y el dolor)
- Interferón (para reducir la actividad inflamatoria)
- Acetato de glatirámero; el metotrexato; el fingolimod; la mitoxantrona, entre otros


Tratamientos no convencionales
De la misma forma, en términos de medicamentos no convencionales tampoco existe aún una respuesta totalmente eficaz para el tratamiento de esta patología. Sin embargo, existen soluciones muy interesantes en la perspectiva del alivio de los síntomas y del restablecimiento de la energía y de la calidad de vida.
Por ejemplo, varios estudios han estado asociando la toma de vitamina D con el impedimento o la disminución de la velocidad de deterioro de la vaina de mielina, lo que la convierte en una alternativa interesante.
La utilización de antioxidantes también es una opción interesante, tanto para el proceso inflamatorio como para la prevención, aunque no existan todavía estudios científicos suficientes para comprobar esta asociación.

Por lo que respecta a la fitoterapia:

1. Gingko biloba. Promueve una mejor circulación cerebral. Tiene propiedades antioxidantes, por lo que su uso podría prevenir o mejorar el efecto negativo que los radicales libres ejercen sobre las neuronas.

La principal propiedad del gingko biloba es la capacidad de mejorar las funciones cognitivas, tanto en personas saludables como en personas con algún nivel de demencia. También se dice que es positivo para combatir la fatiga.


Gingko biloba
Igualmente, se ha comprobado que esta planta es uno de los mejores remedios para el tratamiento de pérdida de visión, la impotencia u otros síntomas asociados con esta enfermedad, como mareos, habla deficiente, falta de memoria, falta de concentración, vértigo, etc.

el principal efecto negativo del gingko biloba es que puede impedir la coagulación sanguínea. Por lo tanto, no se aconseja su consumo en caso de sufrir trastornos hemorrágicos, en caso de estar tomando medicación antocoagulante o si se ha pasado por el quirófano recientemente.

2. Valeariana.  Surge como solución para la inducción al sueño. Muy recomendable para afectados por Esclerosis Múltiple que tengan dificultades para dormir o sufran fatiga. Normalmente es bien tolerada y no tiene efectos secundarios.


Valeriana
3. Jengibre. Puede ayudar a lidiar con muchos de los síntomas desencadenados por la esclerosis múltiple (EM). Además, desempeña un papel importante para controlar otros problemas como el estrés oxidativo cerebral y enfermedades neurológicas. Esto significa que el uso regular del jengibre puede ayudar incluso a prevenir la EM.


Jengibre
Como remedio casero contra la EM, debemos beber hasta 3 tazas de té de jengibre al día. Solo debemos agregar una cucharadita de ralladura de la raíz del jengibre en agua hirviendo, tras unos minutos, colamos y añadimos miel. También se puede agregar jengibre recién rallado en aderezos y salsas.


Terapias relajantes pueden ayudar a personas con esclerosis múltiple

Además de las soluciones ya mencionadas, varios autores recomiendan la práctica del mindfullness, yoga y otras terapias similares, con el propósito de promover la relajación, bajar los niveles de ansiedad y mejorar la autoestima.

De la misma manera, varios estudios enfocados a la práctica de Reiki, también se han demostrado ser positivos en el tratamiento de la EM. Por otro lado, la acupuntura surge igualmente como una solución interesante en la reducción del dolor y de las paresterias, en la activación circulatoria y en el control de otros síntomas.

Fuente: Ricardo Almeida, naturópata y fitoterapeuta; Instituto Profesional de Estudios de la Salud (IPS), 2018.


Publicar un comentario

0 Comentarios