Subscribe Us

Ruta por la Sierra del Rincón

Vista aérea de la Hiruela (izda.) y Hayedo de Montejo. Haya de la Roca (dcha.)
Situada en el extremo nororiental de la Comunidad de Madrid, entre las sierras de Ayllón y Guadarrama, la Sierra del Rincón es uno de los lugares más desconocidos de la región, albergando parajes muy hermosos y una riqueza natural inigualable. El aislamiento que sufrió la zona hasta hace poco tiempo, sumado al poco terreno cultivable que alberga entre sus montañosos dominios limitaron la intervención humana en sus paisajes, manteniendo una reserva natural que se blindó con la declaración de Reserva de la Biosfera por la UNESCO el 29 de junio de 2005.

Con unas temperaturas medias entre los 9 y los 12 grados, la Sierra sufre y disfruta a partes iguales el clima de montaña, con nevadas habituales tanto en otoño como en invierno que embellecen aún más si cabe las vistas. Su ubicación entre Guadarrama y Ayllón le confiere una gran diversidad de hábitats y ecosistemas, podemos encontrar pinares, robledales, pastizales, matorrales y hayedos, entre los que destaca el Hayedo de Montejo, uno de los bosques de esta tipología situados más al sur del continente europeo y Sitio Natural de Interés Nacional desde el año 1974.



Horcajuelo de la Sierra

Todos estos factores confieren a la Sierra del Rincón unas propiedades ideales para practicar el senderismo en sus dominios. Existe una red de senderos denominados “Sendas Verdes de Madrid” compuesta por veinte recorridos de distinta temática y dificultad. Podremos, entre otras opciones, pasear por la Dehesa Boyal de Montejo, recorrer los 5 kilómetros que separan dos molinos harineros junto al río Jarama en La Hiruela, llegar a la Laguna del Salmoral siguiendo la Senda del agua en Prádena, disfrutar una de las vistas más completas de la sierra y el valle subiendo al Cerro Larda en Puebla o visitar una antigua mina de plata en Horcajuelo. Además la Reserva es atravesada por el GR88 y el GR303, este último se encuentra en su totalidad dentro de la Reserva y transita por los cinco municipios que ampara.


Ermita Ntra. Sra. de los Dolores (Horcajuelo)

El despliegue de biodiversidad y exuberancia vegetal salvaje no debe hacernos subestimar una de las riquezas escondidas de la Sierra del Rincón: sus pueblos. La Hiruela, Montejo de la Sierra, Horcajuelo de la Sierra, Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra son los cinco municipios pertenecientes a este conjunto natural, en el que el 90% del terreno está protegido legalmente de una u otra manera. En sus casas, muros, fuentes ermitas e iglesias encontramos otro patrimonio preciado que reclama nuestra atención. Entre las singularidades propias de la arquitectura de la zona hay dos especialmente reconocibles: los “machacaderos” y los “abrazamozas”


Hayedo de Montejo (otoño)

Los machacaderos son grandes vigas de madera que podemos ver frente a algunas viviendas de los pueblos de esta serranía, que eran utilizados tradicionalmente para machacar el lino una vez secado, en una época en la que el cultivo de esta planta compitió en importancia económica con la ganadería en la región. Los abrazamozas por su parte son estrechos callejones muy característicos, que deben su nombre a su buena disposición para cobijar miradas enamoradas de amantes.


Potro en Prádena del Rincón


Si la Sierra del Rincón y sus paisajes estimularán nuestro oído, olfato, tacto y vista, no podemos abandonarla sin dedicarle un tiempo al gusto. La gastronomía de la Sierra es un gran ejemplo de la que podemos encontrar en toda la sierra norte. Los tradicionales judiones de Montejo, las patatas secas, las migas del pastor y los peros de Hiruelas (con cuya recolección en los meses del otoño se celebra una de las fiestas más emblemáticas de la zona) harán las delicias de los amantes de la cocina tradicional serrana. 

Los pueblos de la ruta por la Sierra del Rincón

LOS PUEBLOS DE LA RUTA

La Hiruela
Flanqueada por los picos de La Morra de la Dehesa y Cabeza del burrial, entre prados y robledales, el acceso a esta villa se realiza por el Puerto de la Hiruela, que alcanza los 1478 metros de altitud. Pasear por sus calles es realizar un viaje en el tiempo, ya que su tejido urbano no ha sufrido prácticamente modificaciones desde el siglo XVIII. Uno de sus elementos arquitectónicos más destacados es su molino harinero de agua, al que se llega por un camino que avanza a la par que el arroyo de la Fuentecilla. Se han encontrado referencias históricas al molino de la segunda mitad del siglo XVIII. Desde 2004 podemos visitar también el Museo Etnológico de la Hiruela que nos mostrará las tradiciones y costumbres de la zona.

Montejo de la Sierra
Con algo más de 400 habitantes es la localidad más poblada de las cinco que integran la Reserva de la Biosfera. Creció en torno al arroyo de La Mata, que divide la población en dos. La Iglesia de San Pedro en Cátedra, erigida en piedra y ladrillo en torno al siglo XV, y el horno de adobe suspendido que encontramos en el Callejón del Turco, el único conservado en la región son las dos paradas obligatorias en el núcleo urbano. El Hayedo de Montejo constituye la joya natural de la Sierra del Rincón. Sus 250 hectáreas protegidas son un espacio único, especialmente sensible a la presencia y humana, por lo que tiene un régimen de visitas estricto y solo se puede acceder a él solicitando una autorización previa.

Laguna del Salmoral (Prádena del Rincón)

Horcajuelo de la Sierra
Originado durante el proceso de repoblación que llevó a cabo Alfonso VI, este municipio surgió alrededor de la actividad ganadera ovina en 1275. Sobresale entre sus construcciones la Ermita de Nuestra Señora de los Dolores, situada a unos 500 metros de Horcajuelo. El recorrido que lleva a la ermita proporciona una vista muy bonita del pueblo. Sencilla planta rectangular, muros gruesos y en su interior una pequeña capilla dedicada a la Virgen de los Dolores. Se puede visitar una antigua fragua como complemento al Museo Etnológico de Horcajuelo.

Prádena del Rincón
Una de las puertas de entrada a la sierra junto a la localidad de Horcajuelo. Se erige sobre una colina junto al arroyo de la Garita. Su nombre tiene su origen etimológico en los prados o praderas que rodean el pueblo. Se han encontrado en su término municipal restos de la Edad de Bronce y de época romana. Sus puntos de interés son la Iglesia parroquial de Santo Domingo de Silos, la Laguna del Salmoral y “El Contadero”, un pasillo estrecho entre dos rocas localizado en las afueras de la población y que servía a los pastores para contar su ganado. En las obras de restauración de la Iglesia se halló un taller de fundición de campanas medieval, datado entre los años 1510 y 1566. En una plaza situada en la entrada de Prádena podemos admirar también un potro de herrar construido en madera y piedra.


Iglesia Santo Domingo (Prádena del Rincón)

Puebla de la Sierra
El municipio más aislado de la sierra se encuentra entre bosques de pino y robledales. La localidad se encuentra en la Reserva Nacional de Caza del Sonsaz por lo que especies como el corzo, o el jabalí son habituales en la zona. Su origen coincide con los asentamientos estables de la comarca de Buitrago del siglo XII. Encontraremos numerosos lugares de interés turístico como la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, junto a la que está la fuente árabe, la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción, el Molino de Abajo (a las afueras de la población) o la fragua. Destaca el denominado “Valle de los Sueños” una exposición escultórica al aire libre que comenzó en 2005 y que ya cuenta con 31 esculturas donadas por artistas de distintas nacionalidades.


Senda Robles Centenarios (Puebla del Rincón)

Fuente: www.sierradelrincon.org 

Publicar un comentario

0 Comentarios