Subscribe Us

MOTOR. Mazda Skyactiv-3. Un gasolina tan limpio como un eléctrico

MAZDA SKYACTIV-3

UN MOTOR DE GASOLINA TAN LIMPIO COMO UN ELÉCTRICO

Mazda confirma que está trabajando en otra generación de motores de alta compresión basados en la tecnología Skyactiv. El objetivo es lograr la máxima eficiencia.

Si hay una marca que ha decidido no entrar de lleno en la carrera por el coche eléctrico sin duda es Mazda, quien apuesta por el motor de combustión y más concretamente de gasolina, mediante su tecnología denominada Skyactiv, que busca la máxima eficiencia y evoluciona año tras año, dado que la versión inicial debutó en 2011.  


Se trata de la última evolución de esta tecnología, el Skyactiv X, y que está en plena fase de desarrollo, ya que será utilizada en el Mazda3 de 2019. 


Sería la segunda generación de esta tecnología que se basa en lograr la máxima eficiencia térmica. Según Mazda, el Skyactiv-X es el primer propulsor comercial de gasolina del mundo que utilizará encendido por compresión, donde la mezcla de aire y combustible se enciende espontáneamente cuando se comprime en el pistón. Este nuevo motor combinará la potencia y el refinamiento de un gasolina con la eficiencia de un diésel, aseguran desde la propia Mazda. 

El motor Skyactiv-X además será un bloque con una eficiencia térmica sobresaliente dado que reducirá de manera significativa la cantidad de energía de combustión que se pierde por el calor, mientras se aumenta la cantidad utilizada para impulsar las ruedas. El Mazda Skyactiv-3 convertirá la mayoría de su combustible en potencia, optimizando las pérdidas generadas por las altas temperaturas o por los rozamientos entre piezas.

A más largo plazo los planes son aún más ambiciosos dado que según Mazda Japón esta tecnología Skyactiv-3 tendrá una eficiencia térmica de un 56% cuando la versión X solo alcanza un 27%.


Esto supondría que las emisiones de CO2 serían similares a las de un motor eléctrico, siempre que se tenga en cuenta las emisiones producidas en toda la cadena de producción (las que se emiten al producir la electricidad necesaria para cargar un vehículo eléctrico), al igual que para el motor de combustión se calculan las emisiones que provoca la extracción de petróleo y el refinado de la gasolina. 


EL OBJETIVO DE LA SIGUIENTE GENERACIÓN DE LA TECNOLOGÍA SKYACTIV ES LOGRAR UNA EFICIENCIA TÉRMICA SOBRESALIENTE.

Con el Skyactive-3 Mazda asegura que puede reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 25%, si bien todavía no hay fecha para la llegada al mercado de este motor.




MAZDA SKYACTIV-3: ¿TAN LIMPIO COMO UN ELÉCTRICO?
Dicha comparación ya ha desatado la primera polémica sobre el asunto, ya que el problema con ese cálculo es que parece olvidarse de que hay una gran variedad de formas de producir electricidad y son procedimientos que generan cantidades muy diferentes de CO2. Por ejemplo, la energía eléctrica obtenida a partir de fuentes renovables sería mucho más limpia que aquella producida con una planta de energía a base de carbón. ¿Cómo saber de dónde proviene la energía utilizada para cargar las baterías de un coche eléctrico? Esta es la cuestión.

Habrá que ver, por tanto, hasta dónde alcanza el desarrollo de los futuros Mazda Skyactiv-3, aunque es evidente que el fabricante de Hiroshima ya utilizará sus nuevos Skyactiv-X para el lanzamiento de híbridos suaves a partir de 2019, incluso parece que la compañía tiene la intención de introducir en el mercado un modelo 100 por cien eléctrico en 2020 y de ir completando su gama con algún híbrido enchufable a partir de 2021. 

Fuente: Car&Driver ; Autopista (2018).

Publicar un comentario

0 Comentarios