Subscribe Us

MEDIO AMBIENTE. El Reciclaje en España (2017)

El Reciclaje en España (2017)

Según Ecoembes, el 77,1% de los envases generados en España son reciclados. Las 1.399.582 toneladas recicladas suponen un crecimiento del 3,5% respecto a las cifras de 2016. No obstante, a la cabeza en el  reciclaje en Europa se encuentra Alemania. El país germano recicla más del 65% de TODOS sus residuos municipales. La Oficina Europea de Estadística (Eurostat) da a conocer estos datos anualmente. En dicho informe, España no  llega al aprobado. Su porcentaje de reciclaje ( 33,3%) está muy por debajo de la media de la Unión Europea, que está en el 45%. Nuestro país ocupa el puesto número 16 del ranking.


Por tipo de material, el reciclaje de los envases de plástico alcanzó el 69,7%; los de metal, el 86,9%; y los de papel y cartón, el 81,1%. En total, cada ciudadano depositó 13,96 kg de envases en el contenedor amarillo (+5,76%) y 16,1 kg en el azul (+ 3,87%) dentro de los 591.124 contenedores con los que cuenta nuestro país.



El reciclaje de envases domésticos ha permitido ahorrar 1,3 millones de toneladas de materias primas

Por comunidades autónomas, las que lideran el reciclaje en el contenedor amarillo (envases de plástico, metal y los briks) son Madrid (21,8 kg/persona), Navarra (21,3 kg) y Baleares (21 kg), frente a los 9,5 kg de Canarias y los 6,7 kg de Melilla.

En cuanto al contenedor azul (cartón y papel), el liderato reside en Navarra, con 38,7 kg reciclados por habitante, seguida de Baleares (34 kg) y País Vasco (32 kg). En el otro lado del ranking se sitúan Andalucía (11,2 kg), Murcia (11 kg) y Castilla-La Mancha (10 kg).




Las tasas de reciclaje de envases domésticos se entienden mejor si las traducimos en los beneficios medioambientales que provocan. Según los datos de Ecoembes, este índice de reciclaje ha permitido ahorrar 1,3 millones de toneladas de materias primas en nuestro país. Además, España ha ahorrado 20,15 millones de metros cúbicos de agua, reducido en 5,8 millones de MWH el gasto de energía y evitado la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Dentro de las buenas noticias, podemos decir que los envases domésticos han conseguido entrar en la llamada economía circular gracias a su alto porcentaje de reciclaje. El vidrio también ha cumplido su función: según los datos de Ecovidrio, los españoles reciclamos el 77% de este tipo de envases que llegan a nuestras manos.


El objetivo de la directiva europea marca que “los Estados miembros deberán adoptar las medidas necesarias para garantizar que antes de 2020 aumente el reciclaje como mínimo hasta un 50% global de su peso, la preparación para la reutilización y el reciclado de residuos de materiales tales como, al menos, el papel, los metales, el plástico y el vidrio de los residuos domésticos".



España se encuentra en una situación medioambiental comprometida y la Comisión Europea está preocupada por la aplicación de la normativa. Informes elaborados advierten que más de la mitad de los residuos generados por los municipios españoles se depositan en vertederos (la media Europea está en el 28%). Nuestro país tampoco gasta recursos en la prevención y en el tratamiento de dichos productos.


"Sobresaliente en envases, suspenso en orgánico"

Alemania es, sin duda, un modelo a seguir en cuanto a gestión de residuos y uno de los sistemas en los que se está trabajando es en el de  retorno de envases incentivado. El llamado sistema Pfand (depósito). Se puso en marcha en el año 2003 y 14 años después, sigue implantado y funcionando a pleno rendimiento, dando unos resultados excelentes que se pueden comprobar paseando por cualquier ciudad alemana donde no ves un solo envase tirado por la calle.

Cada uno de los envases tiene asignado un valor económico. Los establecimientos donde se venden las bebidas envasadas en plásticos, aplican un incremento a su valor que varía entre 8 y 15 céntimos si se pueden reutilizar y de 25 céntimos si son de un único uso. Este  suplemento,  especificado en la etiqueta, es retornado al consumidor cuando devuelve el envase, bien depositándolos en unas máquinas preparadas para este fin o llevándolos a tiendas que vendan ese producto. Con este sistema el 99 % de los envases que entran en el circuito de retorno, se recuperan.




RECICLAR NUESTROS DESECHOS DE COMIDA

Pero no basta con estos deberes. Según las mediciones de Eurostat, nuestro país se encuentra en una situación de reciclaje aún muy mejorable: de los 443 kg de residuos generados por cada ciudadano en 2017, España solo recicla el 18,2% (unos 81kg).

La razón está en que aunque reciclamos muchos envases domésticos, estos apenas representan el 8% de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) generados a lo largo de un año; y los de vidrio solo el 7%.

Nuestro déficit de reciclaje apunta a una dirección: el material orgánico, que representa el 37% de los residuos totales. Como asegura el consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín, “el reciclaje orgánico sigue siendo la mayor asignatura pendiente”.


“Nuevos contenedores de color marrón para el reciclaje de residuos orgánicos”

Ciudades como Madrid, Bilbao o Barcelona cuentan con un nuevo cubo de color marrón para la recogida, precisamente, de material orgánico. Los ciudadanos deben introducir aquí todo aquello que se pueda convertir en fertilizante o biogás, como restos de comida, posos del café, restos de las infusiones, restos de plantas, servilletas usadas, tapones de corcho, etc. 


Otros desechos no reciclables como chicles, compresas, pañales, toallitas húmedas, arena de gato, cabellos o colillas deberán ir al cubo que hasta ahora conocemos como orgánico.

No es un capricho de los Ayuntamientos. La UE quiere que en 2020 se puedan reciclar el 50% de nuestros residuos y nos queda mucho por hacer no solo en material orgánico. El consejero delegado de Ecoembes resalta que todavía tenemos tareas pendientes con “los textiles y la celulosa, que suman un 10% de los residuos generados en España. Hasta ahora, y desde hace 20 años, los residuos de envases domésticos (los que gestiona Ecoembes) son los que han ‘tirado’ del reciclaje en España, pero son solo el 8% del total de los que se generan”. El resto de residuos tampoco están en buena posición. 

Los envases comerciales, los plásticos y los escombros suponen, juntos, el 41% de los residuos sólidos urbanos generados por España, pero sus tasas de reciclaje son testimoniales.





NECESITAMOS RECICLAR TODOS LOS RESIDUOS

En España solo se recicla el 33% del total de residuos generados, pero en 2025 esa cifra debe alcanzar el 55%, según los objetivos de la Unión Europea, un objetivo que, ahora mismo, no parece sencillo.

Por ello, se hace urgente sentar las bases para que todos los residuos reciclables que actualmente no se están gestionando adecuadamente se incorporen a la senda del reciclaje y, así, poder cumplir con el objetivo pactado.


“España solo recicla el 29,7% de residuos, 

pero en 2025 esa cifra debe alcanzar el 55%”

El reto no es poca cosa. La Unión Europea ya pretendía que, en 2015, los países mandasen a sus vertederos, como mucho, el 10% de los residuos generados dentro de sus fronteras, una meta que España aún no ha cumplido. Depende de todos que consigamos llegar a esta meta.

El pasado año, Ecoembes dio un paso más en su propósito de avanzar hacia la economía circular inaugurando el primer centro de innovación sobre esta materia en Europa, TheCircularLab, un ecosistema donde se crean redes para unir a ciudadanos, emprendedores y empresas. En el ámbito educativo sentó las bases para cambiar la educación ambiental con Naturaliza, un proyecto que busca integrar curricularmente el medio-ambiente en todas las asignaturas troncales y que empezará a pilotarse en Primaria este año en algunos centros la Comunidad de Madrid y de La Rioja.




2017 también fue el año en el que Ecoembes dio un paso al frente en la lucha contra la problemática de la 'basuraleza', palabra que se refiere a aquellos residuos generados por el ser humano y abandonados en la naturaleza. Gracias a Libera, desarrollado junto con SEO/Birdlife, más de 200 organizaciones y 10.000 voluntarios liberaron de 'basuraleza' 400 puntos de nuestro país.

La única manera de acercarse a los límites establecidos es mediante un esfuerzo conjunto que deberán acometer Gobierno Central, Comunidades autónomas, municipios y empresas productoras.



Fuente: Ecoembes y Eurostat, 2018.


Publicar un comentario

0 Comentarios